Fuller’s, el orgullo de Londres

Los 344 mil barriles de cerveza y sidra que produce hoy Fuller’s, o Fuller, Smith & Turner P.L.C. (Public Limited Company) y los 390 pubs y hoteles con los que cuenta (entre propiedad y renta), han seguido un largo camino para lograse.

Fuller's, el orgullo de Londres

La cervecería, llamada Griffin y ubicada en Chiswick, Londres, justo a un costado del Río Támesis, se remonta a 1828, cuando se producían alrededor de 24 mil barriles, pero la historia comenzó antes.

A finales del siglo 17 había una fábrica de cerveza en el área, la heredó Thomas Mawson y la hizo crecer significativamente, a tal grado que hoy se le recuerda con el pub de la esquina de la cervecería que lleva el nombre de Mawson Arms.

La compañía cambió de propietarios y en necesidad de inversionistas entró John Fuller, quien murió en 1839 y heredó a su hijo John Bird Fuller. Para 1845 John Bird era el total propietario y buscó el expertise y clientes de alguien que ya estuviera en el ramo, así es que John Smith invirtió en el nombre de su hijo Henry Smith y su yerno John Turner. Ese año se fundó la compañía que es hoy.

El fuerte de Fuller’s es la inversión en su personal, ingredientes, propiedades y manejo de hoteles y pubs. Por ejemplo, importa lúpulo de países como Estados Unidos, Alemania, República Checa, Eslovenia, Australia y Nueva Zelanda, pero el 80% del que utiliza viene de Inglaterra. Sus exportaciones son por todo el mundo, envía cerveza al resto de Europa, América, Asia, Medio Oriente y África.

Para Richard Fuller, lo más satisfactorio de la historia de la cervecería es, además del éxito de ahora, el funcionamiento durante los años de servicio sin comprometer la visión a largo plazo de su pasión por la calidad.

“Tengo muchas memorias favoritas (en Fuller’s), pero la mayoría son acerca del increíble equipo de personas que trabajan en la cervecería y en nuestros pubs. La herencia está engranada en nuestra cultura. La planificación de sucesión es vital para nuestro futuro éxito. Siempre vemos por desarrollar al mejor personal para el futuro, así sean miembros de la familia o no; sin un equipo fuerte no podemos continuar el crecimiento”, detalla el director de asuntos corporativos.

Así es que la próxima vez que bebas un tercio, media o una pinta británica completa (compuesta por 20 onzas imperiales -568 mililitros-, comparada con las 16 -473 mililitros- de la pinta estadounidense), podrás saborear todo el esfuerzo, orgullo, tradición e historia de esta empresa británica y los londinenses.

 

www.mural.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *