Cervecerías belgas del siglo XXI al mando de mujeres

Parece que la idea de cerveza se haya convertido en algo perteneciente a un club masculino y que las mujeres prefieren vino o en el mejor de los casos, un sorbito de cerveza suave y afrutada, pasando por alto las sabrosas cervezas existentes en el mercado.

mujeres_cerveza_belga

En la antigua Babilonia, las sacerdotisas bebían en honor a Ninkasi, diosa de la cerveza. En la Edad Media la fabricación de la cerveza era una ocupación femenina. Y en la actualidad parece que sigue siendo así en Bélgica, la ‘catedral’ de la cerveza europea, donde poco a poco se va desmontando el antiguo mito sobre la relación entre mujeres y cerveza.

Algunas cervecerías en Flandes están dirigidas por mujeres. Un buen ejemplo es la fábrica Dilewyns, en Dendermonde. El patriarca de esta familia de cerveceros ha cedido el mando de la compañía a sus dos hijas mayores y bajo la dirección de ellas la fábrica ha alcanzado éxitos nunca vistos hasta el momento.

La fábrica de cerveza De Ryck en Herzele está gobernada por mujeres desde hace casi diez años. An De Dyck —durante años una de las pocas mujeres cerveceras belgas— está actualmente enseñando a sus hijos los entresijos del negocio. Gracias a su hija-aprendiz Mieke la sucesión femenina está asegurada.

Hablando de gusto

El mundo de la cerveza en Bélgica se está sofisticando y esta bebida es una tendencia al alza. Actualmente hay numerosas cervezas en el mercado que se sirven en elegantes copas, los chefs más punteros no le hacen ascos al hecho de servir sabrosas cervezas en sus restaurantes, y los platos que cuentan con una pizca de cerveza belga entre sus ingredientes aparecen en los menús más refinados. La ‘joven talento’ Julie Baekelandt, chef del restaurante C-Jules se atreve a crear platos basados en cerveza en su pura y contemporánea cocina. No en balde es vecina de la fábrica De Ryck. Hoy en día la cerveza es un accesorio de la sofisticada gastronomía y está considerada como una bebida que debe ser paladeada.

Y hablando de gusto, ¿quién mejor que las mujeres para catar esta cerveza? Los estudios muestran que las mujeres tienen mejor olfato y, de media, más papilas gustativas que los hombres. Este hecho debería ponerlas en mejor situación para descubrir los más refinados sabores en la cerveza y lleva a la conclusión de que el mito sobre las mujeres que solo aprecian las cervezas afrutadas carece de fundamento. En efecto, hay mujeres (y hombres) que prefieren una cerveza afrutada, y no hay nada malo en ello, pero está claro que no existe nada parecido a ‘cerveza para mujeres’. A ellas les gustan los sabores amargos, dulces, herbales… es decir, todo tipo de cervezas.

Las mujeres entienden

¿Qué razón llevaría a que una mujer pasara por alto una cerveza? ¿Porque no es elegante? Algunos aseguran que una mujer con un vaso de cerveza en la mano corre el riesgo de ser relacionada con personas poco sofisticadas. “No me hagas reír”, responde Sofie Vanrafelghem en su libro ¿Cerveza? Las mujeres saben por qué, en el que introduce a las mujeres en la rica cultura cervecera belga, desmontando uno a uno todos los falsos mitos sobre mujeres y cerveza.

Malinas, la cerveza en manos de las mujeres

En esta línea, la ciudad belga de Malinas, a mitad de camino entre Bruselas y Amberes, une su ya conocida imagen de ‘Ciudad en manos de las mujeres a su tradición cervecera y lo celebra por todo lo alto a principios de octubre durante el evento ‘Cerveza en manos de las mujeres’.

Con este proyecto la Oficina de Turismo de Malinas tiene la ambición de posicionar la ciudad como destino culinario en el que hombres y mujeres se sientan juntos para degustar un vaso de cerveza de la región acompañada de un producto local en una bella ubicación histórica

Además, para ofrecer este producto gastronómico a sus visitantes, Turismo de Malinas ha creado una guía Cerveza en manos de las mujeres que contiene historias, así como un recorrido por la ciudad lleno de lugares en las que se puede tomar contacto con sitios históricos, cervecerías artesanales… acompañado por sugerencias para degustar las mejores cervezas locales combinadas con los platos de la gastronomía del lugar.

Para ello, los restaurantes y cafés de la ciudad desarrollarán propuestas culinarias específicas, con la cerveza como protagonista, entre ellas: Bapas: tapas combinadas con cerveza de Malinas, Food Pairing: nuevas combinaciones creativas de cervezas y platos locales, Paseo culinario con degustación de 4 platos y cervezas en 4 ubicaciones diferentes, Aperitivo en la Torre: subir a la torre de San Rumoldo para disfrutar en la cima de un aperitivo, la vista de la ciudad y la puesta de sol, Paseo histórico multicultural con degustaciones incluidas, Cerveza y queso: degustaciones en edificios históricos, Paseo con degustación a bordo de un barco sobre el Dila, Workshops a cargo de Sofie Vanrafelghem, City Golf Beer Experience: un itinerario de golf de 6 hoyos en lugares históricos de la ciudad con Bapas en dos de ellos, o un Paseo ciclista desde la fábrica de cerveza Het Anker con el tema cerveza en manos de las mujeres, entre otras propuestas.

 

www.eltiempo.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *