Las acciones de la recién fusionada AB InBev se estrenan en las bolsas de valores de Bruselas y México

Las acciones de la nueva Anheuser-Busch InBev (AB InBev) se estrenaron este martes en las Bolsas de Bruselas y México. En Bruselas, las acciones cerraron con un avance de 0.78% a los 115.85 euros por acción, respecto al precio de apertura que fue de 114.95 euros.

bolsa

Durante la jornada, los títulos tocaron un mínimo de 114.40 euros y un máximo de 116.05 euros, el valor más alto en su estreno bursátil.

La capitalización de AB InBev, suma 196,162 millones de euros (mde), de acuerdo con datos de Euronext Bruselas, lo que la sitúa entre las veinte compañías más capitalizadas del mundo y en la empresa cotizada más grande en los mercados de Euronext.

En total se registraron hoy 9,107 transacciones por 183.3 millones de euros, de acuerdo con Euronext. Mientras que en la Bolsa mexicana registraron un desempeño plano, a 2,434.81 pesos, de acuerdo con datos del centro bursátil. La empresa fusionada también tendrá títulos cotizando en Nueva York.

Este lunes por la noche Carlos Brito, el CEO de AB InBev, anunció la exitosa finalización de la fusión entre la compañía que dirige y SABMiller. Luego de que la unión recibió recientemente en julio pasado la aprobación de los reguladores antimonopolios de Estados Unidos y en septiembre, obtuvo la aprobación de los accionistas de SABMiller.

La fusión de ambas empresas crea un líder mundial que venderá el doble de cerveza y ganará cuatro veces más que Heineken, actualmente la tercera mayor cervecera del mundo, y venderá cinco veces más cerveza y ganará doce veces más que Carlsberg, la cuarta, según datos de la Comisión Europea.

Sin embargo, la unión no siempre estuvo exenta de problemas, primero tuvo que sortear la resistencia inicial del consejo de administración de su rival británico, lo que le obligó a mejorar en cinco ocasiones su oferta.

Además, para obtener luz ver de las autoridades de competencia de más de 23 jurisdicciones, la nueva sociedad ha tenido que deshacerse de varias de sus marcas y actividades en distintos países.

La nueva empresa representará cerca del 30% del mercado mundial de cerveza y tendrá presencia en más de ochenta países con una fuerza laboral conjunta de unas 225.000 personas. El grupo combinará las marcas de AB InBev como Corona, Stella Artois, Leffe o Budweiser con las de SABMiller, propietaria de Foster’s o Coors.

El lado más sombrío de la operación es el hecho de que la nueva empresa efectuará un ajuste que le llevará a eliminar 5.500 empleos en todo el mundo a lo largo de tres años.

 

expansion.mx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *