El sistema de servicio “Bottoms Up Beer” llega a España

La empresa manchega Cold and Fast distribuye en España un curioso sistema de llenado de vasos de cerveza que permite optimizar tiempo y recursos. Su principal particularidad es que el dispensador no introduce la bebida por la parte superior del vaso —como se ha hecho siempre— sino que lo hace desde abajo.

Y ¿cómo? Pues con un recipiente especial —con una abertura en su parte inferior— y un imán que, cuando ya está lleno, tapa el orificio e impide que la cerveza se escurra.

El invento procede de EE UU. En concreto fue una idea del ingeniero Josh Springer, CEO de la empresa Bottoms Up Beer. “Los conocimos en la feria Brau-Beviale de Alemania, que es la más grande del mundo y enseguida nos interesamos”, cuenta por teléfono Javier Lorbada, director de Márketing de Cold and Fast.

La principal ventaja de este sistema es su rapidez porque un solo camarero puede controlar un dispensador que llena seis vasos a la vez. De hecho, hace unos meses Marron (El Hormiguero) batió el récord mundial de tirar cañas en un minuto: ¡66!

“El objetivo no es llegar al pequeño comercio ni tampoco tirar la caña perfecta. El objetivo es poder tener una cerveza fría y bien tirada, con la cantidad de espuma deseada, y que todas las cañas salgan iguales y mucho más rápido”, detalla Lorbada. “Estamos enfocados en estadios y grandes eventos”.

Los responsables de Cold and Fast también gestionan BebeRápid, especializada en la venta de bebidas en conciertos, fiestas patronales y campos de fútbol, tanto desde una barra como con una mochila a la espalda. Y es ahí donde pretenden implantar este novedoso sistema. “No descarto que este año lleguemos al Santiago Bernabeu o al Vicente Calderón”, dice Lorbada.

El funcionamiento de Cold and Fast encarece el precio de cada cerveza, pero según los responsables de la empresa, la inversión se recupera enseguida porque, la velocidad del servicio acaba con las colas, lo cual permite aumentar las ventas. El aprovechamiento del producto, además, también se incrementa sensiblemente.

Cold and Fast puede prestar servicio a cualquier marca de cerveza —industrial o artesana— y, de hecho, el sistema funciona también con otras bebidas. “En otros países ya lo utilizan para preparar cócteles con refrescos”, explica el director de Márketing de la empresa. Como el imán puede personalizarse para cada evento, además, hay quien opta por quedárselo como recuerdo.

 

cadenaser.com

 

One Comment

  1. Hola,me interesaria saber si dan distribuciones por zonas de su producto,gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *