Maridaje de cervezas estilo IPA

Las India Pale Ale son un tipo de cervezas de alta fermentación cuya particularidad se centra en la utilización en grandes cantidades de lúpulo en su elaboración. El lúpulo a la cerveza es lo que las especias a la cocina, la IPA a la cerveza sería el equivalente en cocina a un Tayín picante.

Maridaje de cervezas estilo IPA

Las IPA clásicas poseen un elegante aroma a lúpulo, ligeramente herbáceo, menos intenso que en las versiones americanas, con notas que vagan entre toques florales, terrosos y afrutados.

Con frecuencia su cuerpo presenta cierta turbiedad (sobre todo en las versiones elaboradas con lúpulo fresco), su color puede estar entre los tonos dorados a los cobrizos, siendo el ámbar el más frecuente, coronado por una espuma persistente, compacta y de color blanco roto.

Su sabor, de escasa efervescencia y con notas similares a las del aroma (florales, terrosas, afrutadas y ligeramente herbáceas), tiende a remarcar el amargor del lúpulo, en perfecta armonía con el agradable sabor de la malta caramelizada, que es sutil pero perceptible, reafirmando su origen británico en sus toques a bizcocho, toffee y/o caramelo.

Todas estas características del sabor y aroma de las IPA nos ayudarán a realizar un correcto maridaje con el objetivo de alcanzar una perfecta armonía entre las sensaciones que la cerveza y la comida aportan a nuestros sentidos, permitiendo una mejor valoración de las características organolépticas de ambos elementos.

El correcto maridaje nace de un conocimiento profundo de las técnicas de degustación e implica un adecuado manejo de las reglas del maridaje, integradas en un proceso que podríamos dividir en dos: el maridaje por contraste y el maridaje por concordancia, que pueden complementarse dentro de la misma elección gastronómica.

En el caso de las IPA, y generalmente para cualquier cerveza de sabor intenso, es recomendable un maridaje por contraste, consistente en la superposición equilibrada de sabores y aromas antitéticos entre la comida y la cerveza, produciendo una limpieza de las papilas gustativas y olfativas predisponiéndolas a acoger el siguiente sabor y aroma.

Los platos que podrían maridar a una IPA deberían tener notas dulces como el arroz, la pasta, los crustáceos, los marinados, ciertos tipos de queso Cheddar y sobretodo, los platos especiados y picantes, ya que el amargor es un potenciador de los sabores especiados y al mismo tiempo el picante aumenta la sed, lo que produce una reducción de la sensación de amargor en el paladar.

Nosotros os proponemos como maridaje para nuestra India Pale Ale un marinado de gambas Tikka Massala con arroz basmati. Esta popular mezcla de especias usada en una gran variedad de platos en el sudeste asiático es tan popular fuera de esta región que en Reino Unido un ex-ministro británico de asuntos exteriores, Robin Cook, describió el pollo elaborado con esta especia como «el verdadero plato nacional de Gran Bretaña».

Y esto es lo que hace aún más interesante el uso de esta mezcla de especias como base del maridaje para la IPA, ya que el vínculo entre ellas no es sólo gastronómico, sino también histórico-geográfico.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 20 g de jengibre fresco rallado y machacado
  • 7 dientes de ajo picado
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 1 cebolleta picada
  • 1 pimiento verde picado
  • 6 tomates pequeños pelados y troceados en dados
  • ½ cucharadita de cilantro molido
  • ½ cucharadita de comino molido
  • 1 pizca de chile en polvo
  • 500 g de gambas peladas
  • 400 g de Yogur griego sin azúcar (puede sustituirse por leche de coco)
  • sal y pimienta fresca
  • 2 vainas de cardamomo verde
  • un puñado de hojas de cilantro fresco picado
  • 1 cucharada de zumo de limón
  •  2 cucharadas soperas rasas de Tikka Masala en polvo

Preparación

En una sartén doramos ligeramente las gambas y un diente de ajo, usando muy poco aceite y lo reservamos.

En un bol mezclamos el jengibre, el Tikka Masala, sal, pimienta, chile en polvo, unas gotas de zumo de limón y la mitad de las hojas de cilantro que hayamos cortado. Seguidamente, añadiremos el yogur griego, poco a poco, mezclando bien para evitar la formación de grumos y, una vez obtenida una pasta homogénea, añadimos las gambas, mezclamos y las dejamos macerar por varias horas.

En una cacerola calentamos el aceite, añadimos la cebolleta picada y subimos la temperatura del fuego. Una vez esté dorada, añadimos el ajo y salteamos durante un par de minutos y añadir los tomates troceados en cubos, el azúcar y los pimientos. Cocinamos a fuego medio durante 15 minutos moviendo de vez en cuando hasta que el tomate esté deshecho, entonces añadiremos al refrito el macerado de yogur con las especias y las gambas que habíamos reservado.

Cocemos a fuego lento por 10 minutos, removiendo de vez en cuando y ajustando el nivel de sal y pimienta. Una vez en el plato, adornar con las hojas de cilantro fresco que nos sobraron.

El arroz basmati cocido con una vaina de cardamomo y una pizca de cúrcuma (para darle color y sabor) es ideal para acompañar este plato.

Bon appetit!

 

www.cervezania.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *