El concepto 0,0% y otros etiquetados confusos

Ya sabemos que desde el ámbito del marketing y la publicidad no dejan de surgir conceptos cuyo objetivo es vender.

Lo cierto es que bastantes de estos términos de nuevo cuño inducen a confusión porque no dejan claro qué aporta al consumidor el producto, dejándose este llevar en última instancia por la atracción de lo novedoso.

Si nos referimos al concepto 0,0%, tantas veces etiquetado y utilizado en productos como las cervezas, lo único que existe legalmente es el concepto de cervezas sin alcohol. Es decir, aquellas que tienen una graduación de alcohol inferior al 1%.

Por lo que otros términos similares como el de light, no tienen una mejor solidez argumental al respecto. Otras veces se recurre a la técnica del asterisco, para matizar afirmaciones comerciales, o incluso a la picaresca de crear una página web con una dirección que afirme lo que no se puede afirmar por ley.
 

Imcumplimiento de la legislación

Sea como fuere, no es fácil sacar del mercado un producto que incumple la legislación. Un ejemplo lo encontramos en el caso de la marca de patatas Pat Diet, que fueron retiradas en 2011 tras un proceso judicial de tres años emprendido por la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU).

La Audiencia Provincial de Barcelona sentenció, igual que un año antes lo había hecho un juzgado de primera instancia, que el etiquetado de este artículo era engañoso porque tanto el nombre comercial Pat Diet como el hecho de que en el etiquetado apareciera una patata con una báscula en su interior inducían a los consumidores a concluir que se trataba de un producto de bajo valor energético, cuando en realidad rebasaba las 60 kilocalorías por cada 100 gramos (por encima de lo estipulado en el reglamento europeo de 2006).

Según la CEACCU, la batalla legal fue larga y costosa, por lo que cuando se detectan estas irregularidades, se limitan a comunicarlo a la autoridad de consumo de la comunidad autónoma correspondiente para que actúe.

Posiblemente la mejor manera de luchar contra la publicidad engañosa, aparte de controlar el cumplimiento de la legislación, es apostar por la educación nutricional de los ciudadanos e insistir en que lean el etiquetado de los productos.

De este modo, sabrían interpretar mejor las declaraciones de los productos y, además, se derrumbarían muchos de los mitos que surgen por desconocimiento. Por nuestra parte, en EtiquetaNews queremos concienciar a toda la industria del etiquetado en España en este sentido.

 

www.etiquetanews.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *