AB InBev “contraataca” a cervecerías artesanales con inversión de USD2.000 millones

El fabricante de Budweiser, que enfrenta una mayor competencia en Estados Unidos de las cervezas artesanales y los cócteles, está gastando miles de millones en un contraataque.

AB InBev

Anheuser-Busch InBev NV destinará 2.000 millones de dólares en gasto de capital en Estados Unidos para reforzar sus marcas emblemáticas y mejorar la distribución. El dinero también ayudará a apoyar las incursiones de la empresa en productos como los refrescos con alcohol y otros como el té, que están muy lejos de su misión original.

La inversión, que se extiende hasta 2020, es una apuesta que Anheuser-Busch puede llevar a nuevas categorías sin descuidar su negocio principal: las marcas de cerveza tradicionales. Lograr ese equilibrio será clave para el futuro de la compañía, dijo en una entrevista el máximo ejecutivo de Anheuser-Busch, Joao Castro Neves.

“Lo que estamos tratando de hacer es el ‘y’ y no el ‘o'”, dijo.

Los primeros 500 millones de dólares se gastarán este año en lo que Castro Neves llama los tres pilares de la compañía: elevar sus mayores marcas de cerveza, construir su presencia en las cervezas artesanales y las importaciones, e ir más allá de la cerveza regular a bebidas de bajo contenido alcohólico y otras bebidas.

Anheuser-Busch ya compró nueve marcas estadounidenses de cerveza artesanal y está en proceso de cerrar un acuerdo para adquirir Wicked Weed, de Asheville, Carolina del Norte.

Mantenerse cerca

Castro Neves considera que los productores artesanales y pequeños productores de la compañía son clave para mantenerse al día con los rápidos cambios en las preferencias de los clientes. “Están muy cerca de los consumidores, y nos ayudan a mantener la delantera”, dijo.

El gasto de capital de la compañía ayudará a impulsar algunas de sus marcas más pequeñas. Castro Neves citó una inversión de 15 millones de dólares en una planta en Fairfield, California, que permitirá a la compañía artesanal Elysian Brewery producir allí su cerveza “Space Dust”.

La expansión de la cartera es crítica porque los volúmenes de cerveza están disminuyendo, particularmente en las categorías principales de Anheuser-Busch. La participación de la cerveza en el mercado estadounidense de bebidas alcohólicas perdió terreno ante el licor por séptimo año consecutivo en 2016, cayendo un punto porcentual al 47 por ciento, según la organización comercial del sector Distilled Spirits Council. Los licores aumentaron a 36 por ciento desde un 35%.

El cambio ha llevado a Anheuser-Busch a buscar opciones de crecimiento fuera de la cerveza. La cervecera adquirió SpikedSeltzer, un agua con gas alcohólica y se asoció con Starbucks Corp. para preparar, embotellar y vender tés Teavana listos para beber. Anheuser-Busch también tiene una empresa conjunta con Keurig de JAB Holding Co. para desarrollar una máquina para fabricar bebidas en el hogar.

Botellas de aluminio

Las inversiones incluirán 200 millones de dólares este año para mejorar las operaciones en las 12 fábricas de cerveza más grandes de la compañía y 180 millones de dólares para mejorar el envasado y ampliar la producción de botellas de aluminio.

Anheuser-Busch invertirá 82 millones de dólares en su cadena de suministro, incluyendo nuevos centros de distribución en Los Ángeles y Columbus, Ohio y 10 millones de dólares para expandir la producción no alcohólica en Baldwinsville, Nueva York.

Las perspectivas de inversión fueron actualizadas después de que Anheuser-Busch avanzara en su adquisición de SABMiller Plc. en 103,000 millones de dólares. La inversión total de la cervecera en Estados Unidos asciende a 4,500 millones durante el período 2011-2020.

 

www.economiahoy.mx

 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *