La cerveza artesanal toma fuerza en mercado costarricense

Por Greivin Granados

La cerveza artesanal toma fuerza en el mercado costarricense, de modo que las empresas se interesan más en ofrecer una alternativa diferente al consumidor.

Los expertos encargados de su fabricación aducen que es una cerveza “llena de autenticidad y pasión” a partir del uso de los ingredientes naturales en su estado más puro y tradicional.

La diferencia entre una cerveza tradicional y la artesanal es que esta última se fabrica en su estado más puro y natural, a base de maltas de cebada, agua, lúpulo y levadura, además de que no se usan cereales de relleno como el arroz o el maíz, ni colorantes artificiales.

El producto contó con una gran aceptación del consumidor desde el inicio, el cual cada día se vuelve más exigente para obtener una mayor calidad, de modo que las compañías desarrolladoras están abriendo restaurantes especializados o impartiendo talleres de elaboración.

La Prensa Libre conversó con dos empresas especializadas en el tema, quienes compartieron su experiencia dentro del mercado de cerveza artesanal, las cuales son Costa Rica Craft Brewing y Costa Rica Beer Factory.

Costa Rica Craft Brewing

En el caso de Costa Rica Craft Brewing, comenzó en el año 2011 en unas instalaciones cuya capacidad de producción rondaban los 85.900 litros al año. La producción arrancó en Cartago, pero con el tiempo la producción se trasladó a Brasil de Mora.

Benjamín Chaverri, encargado de Mercado de Costa Rica Craft Brewing, indicó que en el momento de pensar en el producto buscan personas que quieran un sabor o textura diferentes en su cerveza, con un producto vivo, fresco y natural.

Chaverri aseguró que la compañía duplicó la capacidad de producción en 2014 y a partir de ese momento se decidió hacer el traslado a Ciudad Colón.

Además reconoció que este concepto comenzó como una innovación en Costa Rica, pero comenzaron a realizar capacitaciones para adaptar los estilos de la cerveza.

“Empezamos a educar los paladares nacionales y exponerlos a diferentes estilos de cerveza que hacían alrededor del mundo.

Nos dimos cuenta de que, cuando no hay un nicho de mercado, tienes que crearlo y crearlo para el consumidor, entonces hoy no podíamos agarrar y tirar un producto y esperar a que la gente lo fuera a consumir solamente porque el producto está ahí, teníamos a hacer que la gente entendiera lo que estaba consumiendo”, señaló.

Chaverri reconoció que, una vez posicionada la cerveza artesanal, inició el proceso de adaptar el concepto de consumo a través de los servicios de restaurante.

Costa Rica Beer Factory

En el caso de Costa Rica Beer Factory, presentó un origen contrario al caso anterior: primero se creó el restaurante como el lugar para tomarse la cerveza.

Jaime Zuluaga, copropietario de Costa Rica Beer Factory, aseguró que lo más importante para alcanzar el éxito es trabajar con “pasión y amor” antes que cualquier cosa.

Zuluaga indicó que la razón por la que se tomó la decisión para crear la cerveza obedeció al posicionamiento del comercio en Barrio Escalante.

De esta manera, ellos se convirtieron en el primer restaurante en producir su propia cerveza, al iniciar en la casa con 380 botellas y ahora el número incrementó a 20 mil al mes.

Según Zuluaga, en vez de posicionar 10 marcas para ver cuál “pegaba”, decidieron prestar énfasis a una y, cuando esta alcanzó el objetivo, siguieron con la otra.

En la actualidad, cuentan con cinco diversas marcas para ofrecer al público consumidor de cerveza artesanal.

“El público costarricense es un público que está empezando por la cultura de la cerveza artesanal, por lo que, si llegábamos con una cerveza bastante amarga, lo que íbamos a hacer era asustarlos.

Nos dimos a la tarea de crear cervezas bastante balanceadas y bastante tomables para que las personas no se asustaran y pudieran incursionar más fácil en el mundo de la cerveza artesanal”, indicó.

Ambas empresas coincidieron en que el principal pensamiento es el cliente, y que la gente en el mercado local prefiere un sabor dulce en lugar del amargo.

 

www.laprensalibre.cr

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *