La verdadera historia del anuncio de Mahou y “Los Deselales”

El polémico pacto de los 6.000 botellines a cambio de tocar gratis en un local de Cantabria y utilizado por Mahou para su último spot publicitario no ha resultado ser sino una broma entre Tony de Juan, el guitarrista de los ‘Desleales’ y el dueño del bar (La casa de Molleda).

Mahou y Los Desleales

La peripecia de un guionista de la fábrica cervecera, que cuenta una historia real, pero con pequeños matices y figuras invitadas como un alcalde, también ha resultado clave en el aluvión de críticas recibidas.

La retirada del anuncio por las censuras entre otros de Íñigo Errejón, diputado de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, ha supuesto un gran perjuicio a un grupo de rockeros que tuvieron sus mayores éxitos en los años setenta y ochenta y que pensaban coleccionar un mayor número de ‘bolos’ por su aparición en este ‘spot’ publicitario.
 

La historia de Los Desleales

Los ‘Desleales’, un grupo de música formado por veteranos del rock&roll Nacional, son los protagonistas del polémico anuncio en el que la marca intenta glorificar el sabor del botellín Mahou Cinco Estrellas.

El reconocido actor, Alberto Ammann, es el narrador de una historia real de la propia banda, pero contada con algunas licencias del guionista. Ammann entra en un bar y, tras ensalzar el gusto de la cerveza en cuestión, le cuenta al camarero el relato de un grupo de música que toca en un pueblo de Cantabria a cambio de bebida y no de dinero. “Así que firmaron el acuerdo de los 6.000 botellines por el cual se comprometían a tocar en el pueblo todos los años a cambio de Mahou Cinco Estrellas”, afirma Amman, en un momento del ‘spot’.

Pero ese acuerdo de los 6.000 botellines no es un contrato como tal, sino un pacto fruto de una broma del guitarrista de los Desleales, Tony de Juan. La realidad es que de Juan apareció un verano en ‘Los de casa Molleda’, un local situado en Pejanda, una aldea del Valle de Polaciones.

Allí, el guitarrista de los desleales, que guarda un cierto parecido con el mítico Rosendo, fue invitado por el dueño del bar a tocar con su banda. En un momento determinado y en un tono de chanza Tony le dice que el caché de su banda es de 6.000 euros por actuación, pero que aceptarían tocar gratis a cambio de 6.000 botellines.

Una broma muy real

El asunto tenía visos de acabar en una mera anécdota, pero el dueño del local no se olvido del compromiso y telefoneó al guitarrista de los ‘Desleales’ para preguntarle por la actuación, unos meses más tarde. La sorpresa de Tony fue mayúscula, pero como hombre de palabra acudió a la cita con sus compañeros de banda.

El primer año fueron cerca de 12 personas, pero el buen ambiente creado -con una espectacular barbacoa de por medio- y el grato recibimiento hicieron las delicias de los músicos, que prometieron volver al año siguiente sin cobrar nada. Año tras año, los espectadores de este peculiar concierto han ido aumentando y en la última edición calculan que asistieron un total de 250 personas, una barbaridad para la densidad de población de la aldea y sus alrededores. El problema es que esta simpática historia donde la amistad es la protagonista ha sido aprovechada por una marca para hacer negocio.

Este es en realidad el famoso pacto de los 6.000 botellines que tanta discusión ha levantado en las redes sociales y que ha llevado a la fábrica cervecera a retirar el anuncio, tan sólo dos días después de su estreno.

RELACIONADO: Mahou retira y pide disculpas por comercial que ofendió a músicos

 
A pesar de ese aluvión de críticas de grupos como ‘Vetusta Morla’ e incluso políticos como Íñigo Errejón, no son más que una simple fanfarronería entre un guitarrista y el dueño de un local -que no alcalde como afirma el anuncio- que se ha convertido con el paso de los años en una tradición.

De hecho, los ‘Desleales’ no van cada año a ‘Los de casa Molleda’ por la cerveza, sino por la camaradería que se genera en el pueblo, durante su actuación. A penas consumen 200 euros en cerveza cada año que pasan por esta pequeña aldea de Cantabria por lo que resulta complicado si quiera que se cumpla el ‘contrato’ a corto plazo.
 

Críticas

El bonito relato al final ha quedado emborronado por las críticas generalizadas que ha tenido el anuncio, sobre todo en las redes sociales. Guille Galván, componente del grupo ‘indie’, ‘Vetusta Morla’ se mostró tajante desde un primero momento: “Me gusta la cerveza, pero cuando trabajo prefiero que me paguen, no que me den un botellín, amigos de Mahou”.

Fernando Mainer, el bajista de grupos tan reconocidos como ‘El mago de Oz’ o ‘Jeff Scott Soto’ también mostró su repulsa por el anuncio el mismo día de su estreno: “Es cierto, el anuncio de @mahou_es denigra el trato a los músicos. Ojalá sigamos unidos cuando todo esto pase”.

Por último, el mediático diputado de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, también quiso apoyar a los músicos indignados por el anuncio de la fábrica cervecera: “Es necesario un Estatuto del Artista que proteja las condiciones laborales y más aún cuando vemos anuncios como éste”.

Todas estas críticas han hecho que Mahou no sólo retire el spot publicitario, sino que también haya tenido que emitir un comunicado en el que pide disculpas por el anuncios en cuestión: “Por todo el amor que sentimos hacia la música, lamentamos profundamente no haber sabido contaros mejor lo que queríamos transmitir con el primer anuncio de este año de Mahou Cinco Estrellas.

Por este motivo, os hemos escuchado y hemos decidido dejar de emitir la pieza que contaba la historia personal de un grupo de músicos, ‘Los Desleales’, que decidieron llegar a un acuerdo simbólico para tocar en un municipio de Cantabria. A partir de ahora, nos centraremos en otras historias de amor a la marca, también reales, que los consumidores han querido compartir con nosotros”.

Estas explicaciones han sido bien recibidas por alguno de sus críticos como Guille Galván: “Se agradece! El patinazo creativo no es más q el reflejo del descrédito social q tiene la cultura. Q sirva este anuncio para darle la vuelta”(sic). El problema es que este ‘patinazo’ -como así lo ha calificado el componente de ‘Vestusta Morla’- ha supuesto un grave prejuicio para todos los componentes de los ‘Desleales’, que confiaban en conseguir una serie de ‘bolos’ para este verano tras su aparición en la pequeña pantalla.

 

www.estrelladigital.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *