La importancia de la espuma en la cerveza

Un debate entre los amantes de la cerveza, aunque no necesariamente hablando de expertos. Muchos hablan de la importancia de la espuma en la cerveza, mientras que otros no creen en “estos cuentos” y simplemente piden una cerveza sin ella.

La importancia de la espuma en la cerveza

Aquí te explicaremos por qué la mayoría de catadores de esta bebida le dan su importancia. Más allá de la estética, existen otras razones para apreciarla.

¿Cómo se llama la espuma de la cerveza?

Primero lo primero: es importante hablar con los términos adecuados. Lo que todos conocemos como espuma, en el mundo cervecero se lo denomina “cabeza”, “corona” o “giste” (ésta última proveniente del alemán y que significa precisamente “espuma”).

De ahí el término “coronación” al momento de servir una cerveza. Por ende, si existe un paso con ese nombre, queda implícito que es una parte esencial al momento de degustarla.
 

¿Cómo se forma el giste de la cerveza?

Nos volcamos un rato a la parte científica de este tipo de bebida alcohólica. No somos expertos, así que trataremos de explicar este proceso de la forma más sencilla.

La formación del giste y su permanencia en la superficie es producto de la acción de las proteínas (provenientes de la malta), resinas (provenientes del lúpulo) y las burbujas de CO2 que contiene la cerveza.

Estas burbujas son dióxido de carbono (CO2), que a diferencia de las bebidas carbonatadas donde este gas se forma artificialmente, en la cerveza se produce de manera natural en la etapa de fermentación. Y la fermentación no es más que la actividad de las levaduras, que al descomponer los azúcares de la malta, dan como resultado alcohol y CO2.

Cuando procedemos a servir la cerveza, el CO2 que está atrapado en el líquido entra en contacto con el aire (al interior del vaso) que se encuentra a una presión atmosférica totalmente distinta.

Entonces, con el fin de igualar estas presiones, el CO2 asciende a la superficie del vaso. Y una vez ahí, dependiendo de un sinfín de factores, la espuma permanece o desaparece rápidamente.

¿Te ha pasado que al servir cualquier cerveza de manera rápida y brusca se forma bastante espuma al punto de rebozar del vaso? Esto se debe al cambio brusco de presiones, algo que no sucede cuando sirves correctamente la cerveza.

Y como ya dijimos, la formación y retención de la corona depende de muchas variables, entre ellas: la superficie del vaso, el tipo de cerveza, la cantidad de alcohol, la temperatura, la calidad y cantidad de los compuestos de la cerveza, la presencia de grasas o residuos en la superficie del vaso, etc.

Por eso existen distintos tipos de vasos de cerveza (una para cada estilo) y reglas estrictas en cuanto a servirla, ya que de esa forma se reducen los agentes que impiden obtener una buena corona.

Importancia de la espuma ¿Para qué sirve?

Existen dos razones: una puramente estética y la otra funcional.

Estética

La espuma le da presencia a la cerveza. ¿O no te has dado cuenta que las fotos de cerveza más apetecibles son las que siempre muestran mucha espuma?

Los catadores, por otro lado, consideran un parámetro de calidad la adherencia de la espuma a la cristalería, algo que denominan “encaje belga” o encaje de bruselas” y que se refiere a los trazos (líneas) que deja la espuma en el vaso a medida que se va consumiendo la bebida.

anillos de espuma en la cerveza o encaje belga

Encaje belga

Funcional

Lo de mayor importancia. La corona de la cerveza crea una barrera que impide el contacto directo del líquido con el aire, evitando que se oxide o que ocurran otros procesos desestabilizantes que modifiquen los sabores u otras propiedades de la cerveza.

Además, la espuma actúa como una superficie que retiene los aromas de la bebida, un aspecto que valoran muchos los catadores al degustar los diferentes tipos de cerveza.
 

Parámetros que se valoran del giste de la cerveza

Los catadores de cerveza toman en cuenta los siguientes aspectos al momento de valorar la espuma:

  • Densidad
  • Cremosidad
  • Adherencia al cristal
  • Estabilidad

¿Todas las cervezas generan espuma?

La respuesta es depende. El giste varía según el tipo de cerveza. Por ejemplo, las cervezas que se elaboran con trigo generan una espuma más estable y abundante a diferencia de las elaboradas con cebada.

Y así como puedes encontrar la clásica cerveza Guiness (tipo stout) con una espuma muy cremosa que hasta lo puedes comer con cuchara, también encontrarás una cerveza Pilsner que apenas produce espuma.
 


El color de la espuma

No importa el color de la cerveza: puede ser rubia, roja, negra, que aún así verás un giste de tonalidad blanca, a veces coloreada en mayor o menor nivel por algún ingrediente de la cerveza. Y la razón es simplemente un efecto óptico.

Debido a que la espuma está formada por las burbujas (CO2) de la cerveza, y no hay muchas en comparación con el líquido que sí es abundante, las burbujas no absorben suficiente luz. Entonces se aprecian de una tonalidad blanca.

Lo mismo ocurre con el agua. Un vaso con agua es transparente, pero en el océano (donde hay millones de moléculas) se ve azul o verde.

 

www.mediomilon.com

 

 

2 Comments

  1. Felicitarlos por ser una de las mejores páginas en informar sobre este maravilloso mundo de las cervezas, particularmente de las artesanales. La calidad de sus artículos reflejan un serio trabajo de investigación y análisis por personas muy profesionales que componen el staff de Beertimes.
    Sigan Adelante……

  2. Buenas tardes, la espuma no siempre es blanca, el uso de cebada tostadas o azúcar candy puede generar una espuma medio beige, obviamente mucha más clara que la cerveza. Igual frutas pueden cambiar el color de la espuma.

    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *