La historia de la Cervecería Artois y el nacimiento de Stella Artois

La historia de la Cervecería Artois (Brouwerij Artois) remonta sus raíces cerveceras al año de 1366, a la cervecería Den Hoorn en Lovaina, Bélgica. De ese año datan los registros de los impuestos existentes en la cervecería que todavía se encuentra en existencia

La historia de la Cervecería Artois y la cerveza Stella Artois

La era Artois propiamente tal comenzó 1717 luego que Sebastián Artois comprará la cervecería Den Hoorn.

Sebastian Artois ya había trabajado en Den Hoorn, inicialmente como aprendiz de Jacob De Bruyn y más tarde como maestro cervecero desde 1708.

Desafortunadamente, la estadía de Sebastián como dueño y cervecero en Den Hoorn no fue muy extensa, debido a su temprana muerte a los 45 años de edad.

Se cree que la esposa de Sebastián fue quien continuó elaborando cerveza a partir de su muerte, hasta que su propio hijo estuvo en condiciones de hacerse cargo.

Fue el 6 de octubre de 1733 que Adrián Artois, hijo de Sebastián, fue registrado como maestro cervecero en el Gremio de Cerveceros de Lovaina cuando tenía veintidós años.

Para 1840, la Cervecería Artois elaboraba más de 480 lotes por año de las dos cervezas por las cuales la ciudad de Lovaina era famosa: la cerveza blanca de Leuven y la cerveza levemente más oscura de Peeterman.

A principios del siglo XX, la Cervecería Artois fue dirigida por el gran profesor León Verhelst, que dirigió la Cervecería Artois de 1901 a 1955.

Durante la Primera Guerra Mundial, la cervecería sufrió grandes daños, por lo que tuvo que detener su producción.

Después de la guerra, en 1923, Léon Verhelst encargó la construcción de una nueva cervecería Artois, la cuál fue nombrada De Hoorn, en honor a la cervecería de Sebastian Artois.
 

El nacimiento de Stella Artois

Stella Artois fue inicialmente elaborada y distribuida en 1926 como una cerveza de edición especial para la temporada navideña, de ahí su nombre “Stella” (estrella en latín) en referencia a la estrella de Belén.

Se dice que el nombre fue sugerido por Madame van den Schrieck, la esposa de Henry van den Schrieck, un importante empleado de la cervecería que se convertiría en el presidente de las Cervecerías Artois en 1955.

Más tarde y durante el transcurso de la II Guerra Mundial, Stella Arotis alcanzó definitivamente el éxito cuando se se comenzó a elaborar y distribuir durante todo el año.

La primera cerveza Stella Artois se exportó al mercado europeo en 1930. En 1960, se produjeron 1 millón de hectolitros.

En 1993, AB InBev, ahora propietario de la cervecería, abrió una nueva fábrica totalmente automatizada en Lovaina, que para el 2006 ya había alcanzado un volumen de producción de más de 10 millones de hectolitros al año.

El actual paquete de diseño y forma de botella fue creado en 1988 por el difunto David Taylor, fundador de Taylorbrands. Inspirado por el original de la etiqueta de la botella.

El diseño incorpora la bocina símbolo de la cervecería Den Horen y la fecha 1366 de la primera cerveza registrada en Lovaina. La etiqueta también muestra las medallas de excelencia concedidas a la fábrica de cerveza en una serie de exposiciones comerciales celebradas en Bélgica en los siglos XIX y XX.

El nombre de Stella Artois está recubierto dentro de una “tarjeta”, que fue influenciado por el estilo de la arquitectura flamenca de Lovaina.

El ritual de los 9 pasos

El libro “Les Présidents des brasseries Artois” señala que la idea de que la cerveza tenía que ser servida en un caliz de la marca con la etiqueta viendo de frente al cliente data de 1958, estableciendo una serie de 9 pasos y recomendaciones:

La preparación

Colocar la botella de Stella Artois en el refrigerador hasta que alcance los 3 grados centígrados.

La purificación

Lavar el Cáliz con jabón inodoro realizando vigorosos movimiento circulares. Al terminar, enjuagarlo con agua fría para que el cristal alcance la misma temperatura de la cerveza. Revisar el Caliz a contra luz; estará perfectamente limpio cuando ya no haya gotas en él.

El destape

Utilizar el destapador de botellas de Stella Artois y retirar la tapa con un movimiento rápido.
 

La alquimia

Sostener el Cáliz en un ángulo de 45 grados y comenzar a servir la cerveza, a medida que vaya circulando en el Chalice, creará la proporción ideal de líquido y espuma.

La coronación

Cuando la cerveza alcance la mitad de la capacidad, enderezar y bajar el Cáliz para crear una cabeza de espuma protectora.

El corte

Al llenarse el Caliz, un poco de espuma puede elevarse por encima del borde. Para cortarla, tomar el cortador de espuma y cortar suavemente en un ángulo de 45 grados. Esto eliminará las burbujas más grandes y detendrá el proceso de oxidación de la cerveza.

El juicio

La cabeza de espuma debe tener 3 centímetros de espesor o aproximadamente el ancho de 2 dedos. Esta cabeza es la capa protectora que mantiene fresca a Stella Artois.

La limpieza

En caso de que caiga cerveza por el costado del Cáliz, limpiar enjuagando suavemente la base y el cuello del mismo.

La envestidura

Colocar el atrapagotas Stella Artois en la base del Cáliz. Colocar sobre un portavasos y presentar hacia el degustador.

 

www.apasionadomagazine.com
www.stellaartois.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *