9 recetas medicionales con cerveza, lúpulo y cebada

La cerveza era considerada una medicina en la antigua medicina tradicional europea. En la Edad Media, los monjes se fortalecían con el llamado “zumo de cebada”y los monjes se nutrían con entre tres y cinco “medidas” de cerveza al día.
 
9 recetas medicionales con cerveza, lúpulo y cebada

Recetas medicionales con cerveza, lúpulo y cebada

Hildegard von Bingen observó que la cerveza favorecía la regeneración y daba valor a los pusilánimes. Paracelso dijo 200 años después que la cerveza era: “una medicina divina contra la enfermedad”.

Nuestras abuelas sabían que cuando un resfriado llamaba a la puerta podían tomarse una cerveza caliente con miel, sudar y dormir mucho para al día siguiente encontrarse mucho mejor. El remedio también servía en caso de insomnio.
 

Recetas medicionales con cerveza

Cuando el tiempo es frío y lluvioso se recomienda emplear el viejo remedio casero de tomar cerveza caliente. La respiración se vuelve más sencilla, los miembros duelen menos y el sistema inmunitario se fortalece. Es importante calentar la cerveza como máximo a 78ºC, no hervirla.

Hay balnearios que ofrecen baños calientes de cerveza con hierbas aromáticas que ayudan a relajar y son especialmente efectivos en caso de psoriasis y acné.

¿Cuáles son las propiedades de la cerveza?

La cerveza es una bebida alcohólica y carbonatada que se elabora con granos de cebada germinados u otros cereales, cuyo almidón fermenta en agua con levadura (básicamente Saccharomyces cerevisiae o Saccharomyces pastorianus) y se saboriza y aromatiza a menudo con lúpulo, entre otras plantas.

La cerveza se compone básicamente de un 93% de agua y en promedio sólo tiene un 5% de alcohol. Contiene pequeñas cantidades de aminoácidos esenciales y azúcares digeribles. Pero sobre todo destaca la cantidad de silicio: para los hombres europeos es la principal fuente de este mineral esencial para el buen estado de los tejidos corporales, expecialmente tejidos conjuntivos, huesos y uñas.

Contine además otros minerales: un litro de cerveza cubre buena parte de las necesidades diarias de magnesio (45%), fósforo (40%) y potasio (20%).

En cuanto a las vitaminas, aporta vitaminas del grupo B que fortalecen los nervios y permiten al metabolismo transformar los nutrientes en energía.

El gas carbónico la hace más refrescante, favorece la circulación y ayuda en la digestión. Aporta polifenoles antioxidantes que protegen de los radicales libres, de ahí que la cerveza pueda proteger frente a infartos, artritis y cáncer.

Contiene ácidos orgánicos que ayudan a la flora intestinal, favorecen la secreción de saliva y apoyan el funcionamiento cardíaco.

Las propiedades del lúpulo

El lúpulo mejor el sabor y la conservación de la cerveza. Es el “alma de la cerveza” porque es la clave de su aroma, debido a sus aceites esenciales, sustancias amargas y taninos.
 

Propiedades del lúpulo

En la medicina tradicional, el lúpulo se usa para limpiar la sangre, favorecer la menstruación y como diurético.

Las pomadas, los baños y las cataplasmas tienen un efecto tranquilizado,r sobre todo si se combinan con otras plantas como la melissa o la lavanda.

1. Bebida de lúpulo contra el insomnio

Ingredientes

2 cucharaditas de lúpulo seco
200 ml de leche

Preparación

Se toma el lúpulo y se echa en la leche, que se lleva a ebullición, después se cuela y se endulza con miel. Tomarlo antes de irse a dormir.
 

2. Infusión de lúpulo, lavanda, melisa y valeriana contra la intranquilidad y la irritabilidad

Ingredientes

5 g de lúpulo seco
6 g de lavanda
10 g de melisa
10 g de valeriana

Preparación

Se mezclan todos los ingredientes, se toma una cucharadita de la mezcla y se cubre con 150 ml de agua hirviendo. Se deja reposar entre 8 y 10 minutos y finalmente se cuela y se bebe a sorbitos.

Cebada rica en minerales

La cebada tiene vitaminas del grupo B y E, y minerales como el magnesio, el calcio, el potasio, el hierro y el fósforo. También tiene aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede fabricar por si mismo como la leucina, la fenilalanina o la valina.

Propiedades de la cebada

La cebada no es especialmente rica en gluten, sin embargo los intolerantes deberían restringir el consumo de cerveza.

Para la fabricación de la cerveza, la cebada se remoja en agua y se ventila para favorecer la germinación y la formación de levaduras. A continuación la malta resultante se vuelve a secar a altas temperaturas; la malta, por tanto, no es otra cosa que cebada germinada.

El azúcar de la malta, en el proceso de fermentación provocado por la levadura, se convierte en alcohol y ácido carbónico y de esta manera es responsable de su palatabilidad y de la agradable espuma de la cerveza.

3. Papilla de cebada para la acidez o alteraciones gastrointestinales agudas

Ingredientes

4 cucharadas de cebada
1 zanahoria
500ml de agua
sal

Preparación

Se mezclan todos los ingredientes y se colocan en una olla dejándolos hervir fuego lento 30 minutos; es importante remover de vez en cuando.

Levadura de cerveza

La levadura de cerveza es rica en aminoácidos, en diferentes vitaminas del grupo B, vitamina E y vitamina H, así como en minerales calcio, potasio,magnesio, sodio, hierro y zinc.

Las levaduras de cerveza líquidas encuentran su uso en la medicina natural: se emplean contra la diabetes, las enfermedades gastrointestinales, alteraciones hepáticas, psoriasis y enfermedades del aparato respiratorio; se considera un remedio excepcional para el herpes zóster, tanto en aplicación externa como interna.

Tras el primer sorbo de cerveza el cuerpo empieza a producir dopamina, neurotransmisor de la felicidad

Las propiedades curativas de la cerveza

Los amantes de la cerveza lo valoran como un alimento que consumido con moderación tiene propiedades salutíferas.

Tras el primer sorbo ya se aprecia que la cerveza “proporciona sensación de felicidad” y no precisamente por su contenido alcohólico, sino por su agradable sabor. Así lo afirmaron investigadores americanos de la Universidad de Indiana, que vieron que tras el primer sorbo de cerveza el cuerpo producía dopamina.

La dopamina forma parte del sistema del placer del cerebro: es responsable de los sentimientos de gozo y de satisfacción. Participa en experiencias naturalmente placenteras tales como la alimentación y el sexo.

Estudios internacionales corroboran los efectos positivos (incluidos los de la cerveza sin alcohol):

  • Frena el crecimiento de bacterias intestinales patógenas.
  • Protege el corazón por su contenido en vitaminas del grupo B que controlan la producción de homocisteína (demasiada homocisteína daña los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de sufrir un infarto de miocardio). También reduce la presión arterial, otro factor de riesgo. Un estudio de la Universidad de Münster demostró que los consumidores moderados de cerveza sufrían la mitad de infartos que los no consumidores.
  • Ayuda a mantener bajo control los niveles de azúcar en sangre y de colesterol malo LDL. También el colesterol bueno HDL aumenta y las plaquetas tienen menos tendencia a acumularse. Además disminuye otros parámetros que forman parte de la coagulación de la sangre.

¿Cuánta cerveza puedes beber?

La dosis a respetar sería máximo medio litro de cerveza por día para los hombres y un cuarto de litro para las mujeres.

Recetas curativas con cerveza

4. Cerveza con comino y anís para problemas digestivos

Ingredientes

1 cucharadita de anís
1 cucharadita de cilantro
1 cucharadita de comino
1/2 l de cerveza

Preparación

Las especias se trituran minuciosamente en el mortero y luego se calientan junto con la cerveza unos cinco minutos. Se debe consumir tibio antes y después de las comidas.

5. Cerveza y yogur contra resfriados

Ingredientes

1/8 l de cerveza
El zumo de 1 limón
2 cucharaditas de miel
125g de yogur

Preparación

Se mezclan todos los ingredientes y se bebe sin dilación.

6. Cerveza especiada para el resfrío

Ingredientes

1 litro de cerveza negra
3 cucharadas de miel
1 pizca de clavo molido
1 pizca de pimienta
1 pizca de canela
1 rodaja de jengibre

Preparación

Se mezclan bien los ingredientes y se calientan en una olla sin que lleguen a hervir. Se dejan infusionar de 1 a 3 horas, se calientan de nuevo, se cuela y se toma bien caliente.

7. Cerveza caliente para conciliar el sueño

Ingredientes

300 ml de cerveza caliente
1 cucharadita de miel

Preparación

Se disuelve la miel en la cerveza previamente calentada y se toma antes de irse a dormir.
 


Belleza con cerveza

Cuando Cleopatra ya tenía una edad, se pasó de la leche de burra a la cerveza. Tenía razón, porque siglos después se ha confirmado que el gran contenido de vitamina B de la cerveza ayuda a alisar la piel y estimular el metabolismo. En el pelo ayuda a conseguir un bonito brillo y volumen.

8. Mascarilla de cerveza, arcilla y vinagre de manzana para piel grasa

Ingredientes

150 ml de cerveza
1 cucharadita de vinagre de manzana
2 cucharadas de arcilla fina

Preparación

Se calientan un poco la cerveza y el vinagre en una olla, luego se le añade la arcilla y se mezcla todo bien. Se aplica sobre el rostro (hacer antes una prueba sobre el dorso de la mano para asegurarse de que la temperatura es agradable). Se deja actuar durante 10 minutos y luego se lava con abundante agua. Tras secar el rostro aplicar los cuidados habituales.

9. Mascarilla capilar de cerveza para cabello maltratado

Ingredientes

100 ml de cerveza
2 yemas de huevo
1 chorrito de zumo de limón

Preparación

Se mezclan todos los ingredientes y se reparten sobre el cabello con un suave masaje. Se deja actuar 30 minutos y finalmente se retira con abundante agua tibia.

 

www.elcorreodelsol.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *