Mahou San Miguel define a Chile como epicentro de su expansión en Latinoamérica

Para Mahou San Miguel, Latinoamérica se ha convertido en su mercado estratégico para su expansión internacional, con Chile como el epicentro de sus operaciones.
 
Juan Botas DG Mahou Andina

Juan Botas, Director General de Mahou Andina

Juan Botas, director general de Mahou Andina, explicó al medio IberoEconomía que el país sudamericano “ocupa el quinto lugar en nuestro negocio facturado y es el primer destino para la marca Mahou fuera de España”. De ahí que la compañía española esté convencida de su potencial para ser la plataforma idónea que le permita llegar aún más lejos en América Latina.

Fuera de este continente, Botas destaca que Mahou San Miguel seguirá poniendo foco en Reino Unido, “nuestro mercado internacional más importante, donde hemos triplicado nuestras ventas en los últimos 10 años gracias a una fuerte capacidad de distribución y una fuerza de venta muy potente”. Sin olvidar otros destinos importantes para su expansión, como son India, Estados Unidos, Italia, Alemania y Países Nórdicos.

¿Qué representa corporativa y económicamente Chile para Mahou San Miguel?

Chile es un país muy relevante en la estrategia de Mahou San Miguel fuera de España. De hecho, ocupa el quinto lugar en nuestro negocio facturado y es el primer destino para la marca Mahou fuera de España. Es, sin duda, un mercado clave para que la huella internacional de la compañía siga creciendo, siempre bajo el prisma de un desarrollo sólido, a largo plazo y sostenible.

Dentro de nuestra propuesta de valor, se trata de un mercado muy interesante en el que los segmentos ‘premium’ y ‘craft’ son muy bien acogidos, al igual que las cervezas importadas, que tienen cada vez mayor peso. De hecho, marcas como Mahou o Alhambra están muy bien posicionadas en el país dentro del segmento Premium internacional.

Por otro lado, nuestra presencia en Chile está impulsando el desarrollo en otros países latinoamericanos, una región muy atractiva para Mahou San Miguel en términos de rentabilidad.
 

¿Cómo ha sido la evolución de la empresa en Chile?

Mahou San Miguel aterriza en Chile a finales de 2012 a través de su marca Mahou y, desde entonces, su evolución ha sido muy positiva. En 2014, con el objetivo de impulsar su negocio en este mercado, la compañía adquiere el 33 por ciento de su distribuidor local en el país. Dos años más tarde, pasa a ser propietaria del 100 por cien de la empresa y crea su filial Mahou Andina.

Hoy tenemos presencia en más de 2.500 puntos de venta del país con nuestras marcas Mahou, Alhambra y el agua Solán de Cabras.

¿Cuáles han sido los principales retos que han tenido que superar?

El mayor desafío ha sido construir una personalidad propia y diferenciadora en un mercado sólido, maduro y dominado por dos actores muy fuertes, como son CCU y Cervecería Chile.

Pero el mercado cervecero es cada vez más dinámico y comienza a fragmentarse abriendo la puerta a nuevos actores y categorías. El consumidor es cada vez más sofisticado y está más interesado en la cultura cervecera, lo que supone una gran oportunidad para compañías como la nuestra, con una sólida trayectoria de más de 125 años y un profundo conocimiento del producto.

¿Qué papel juega Chile para garantizar una sólida presencia de Mahou San Miguel en la región latinoamericana?

Nuestra actividad en Chile nos está permitiendo construir una plataforma local sólida desde la que poder explorar y abordar nuevas posibilidades de crecimiento no solo en mercado chileno, sino también en otros países de Latinoamérica en los que se está abriendo la puerta a los sectores Premium y artesanal, donde estamos muy bien posicionados.

Contamos con grandes aliados para lograr nuestros objetivos. No hablo sólo de nuestra fuerza de ventas y de la calidad de nuestros productos, sino también de un idioma común y muchas pasiones que nos unen.

Todo ello hace que nuestra posición en Chile esté impulsando el recorrido de Mahou San Miguel en otros países en los que estamos presentes.

Ante el plan de expansión 2018-2020, ¿cuáles consideran que son los países con más ‘papeletas’ para la llegada de Mahou San Miguel?

De cara al futuro, seguiremos trabajando para consolidar Chile como una plataforma sólida que nos permita impulsar nuestro negocio en otros mercados de Latinoamérica.

Fuera de este continente seguiremos poniendo foco en Reino Unido, nuestro mercado internacional más importante, donde hemos triplicado nuestras ventas en los últimos 10 años gracias a una fuerte capacidad de distribución y una fuerza de venta muy potente. Otros países importantes en nuestra expansión, son India, Estados Unidos, Italia, Alemania y Países Nórdicos.

En cualquier caso, siempre seleccionamos muy bien los mercados a los que nos dirigimos y establecemos para cada uno de ellos la mejor aproximación, sobre la base de un portafolio que aglutina las marcas españolas más potentes. Algo que nos ha permitido estar presentes en más de 70 países y ser responsables de la producción de más del 70 por ciento de la cerveza española que se consume en el mundo.

¿Y los que menos?

El sector está atravesando interesantes transformaciones. Hay muchos mercados, tanto emergentes como maduros, que pueden sorprendernos. Siempre estamos abiertos a estudiar todas las posibilidades en términos de expansión que se nos presenten y que aporten valor a nuestro negocio. Por eso, no dejamos de explorar nuevas oportunidades. Nuestra flexibilidad y carácter familiar son importantes ventajas para poder hacerlo.

Del total de facturación / ganancia de Mahou San Miguel, ¿cuánto proviene de América Latina?

La compañía no hace públicos los resultados del negocio desglosados por países. Lo que sí podemos facilitar, es el volumen de ventas de la UN Internacional de Mahou San Miguel en 2016. El pasado año, nuestro negocio fuera de España superó la barrera de los 2 millones de hectólitros y las ventas crecieron en nuestros principales mercados clave.
 

El FMI asegura que la economía de América Latina está ganando fuerza y competitividad, ¿ustedes también lo perciben?

Sin lugar a dudas. Desde que llegamos a este mercado, la evolución de nuestras ventas ha sido muy positiva, superando nuestras expectativas. La buena acogida de nuestras marcas y productos entre los consumidores se encuentran detrás de este crecimiento.

¿Cuáles son las metas de Mahou San Miguel para Latinoamérica durante la próxima década?

Nuestro foco para los próximos años está en continuar consolidando nuestra presencia en América Latina, incrementando el conocimiento de nuestras marcas, ampliando nuestra presencia en todos los canales y capitalizando las oportunidades que se nos presenten en el mercado.

Nuestro liderazgo y fortaleza en España, garantiza nuestra capacidad para innovar y aportar un valor diferencial. Por ello, seguiremos trabajando junto a nuestros partners para conocer en profundidad el mercado y dar respuesta a los gustos y preferencias de los consumidores latinoamericanos.

¿En qué se parece y diferencia el consumidor de España con el de América Latina?

Cada país tiene una cultura diferente y, por lo tanto, un gusto adaptado a sus costumbres. Por ello, antes de impulsar nuestro negocio en una determinada área geográfica, la estudiamos a fondo para identificar el producto que mejor se adapte a las particularidades de cada región. Siempre trabajamos para adaptarnos a la realidad del mercado, pero sin perder la identidad y la esencia de nuestras marcas.

En el caso de América Latina, partimos de la base de que existen lazos firmes que nos unen con España, como el idioma, un estilo de vida similar o pasiones compartidas como el fútbol, un territorio en el que Mahou está muy presente con patrocinios tan potentes como el del Real Madrid.

En el consumo de cerveza, también encontramos similitudes con nuestro país, donde las cervezas Premium y artesanales también están ganando peso en el mercado. La cerveza ha empezado a disfrutarse en más ocasiones, dando lugar a un incremento de las variedades existentes, con la creación de nuevos productos y categorías para dar respuestas a los nuevos gustos y necesidades de un consumidor cada vez más informado y exigente.

 

 

 

Artículo publicado originalnente en iberoeconomia.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *