El Consejo de Investigación sobre Salud y Cerveza de México premia a los ganadores de la iniciativa Fomento a la Investigación

En un innovador esquema de sinergia entre el sector empresarial y la comunidad científica a través del Consejo de Investigación sobre Salud y Cerveza de México. Por tercer año consecutivo, los ganadores de la iniciativa Fomento a la Investigación, recibirán un millón de pesos para realizar sus investigaciones.

cervezasalud_mexico

Los proyectos ganadores para 2016 son:

Obtención de nutracéuticos derivados del desecho de la cerveza y su potencial neuroprotector en ratones transgénicos para la enfermedad de Alzheimer, de la investigadora Claudia Pérez Cruz, profesora Investigadora del Laboratorio de Neuroplasticidad y Neurodegeneración, en el Departamento de Farmacología del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, CINVESTAV.

Impacto de la cerveza sin alcohol en la microbiota de leche materna y sus posibles efectos benéficos en la salud de la madre y del lactante, de la doctora Sandra Luz Ruiz Quezada, profesora Investigadora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad de Guadalajara.
 

Responsabilidad del Estado con la ciencia

El doctor Juan Ramón de la Fuente, presidente del Comité Científico del Consejo de Salud y Cerveza comentó que, si bien es cierto que el Estado tiene una responsabilidad con la ciencia, lo mismo que las instituciones de educación superior y las de salud,  la ciencia es también responsabilidad en buena parte del sector privado.

Este año se recibieron 19 proyectos de investigación provenientes de nueve estados de la República Mexicana lo cual es, sin duda, una buena noticia, pues habla de cómo la convocatoria cada vez llega a más investigadores en diferentes estados y del interés que esta despierta en la comunidad científica.

En 2016 los dos premios recayeron en mujeres, lo que genera un enorme indicador de que las mujeres mexicanas se siguen posicionando de una manera importante en todos los campos, algo que resulta indispensable no solo para el país, sino para la comunidad científica de México.

Hay muchas formas y diversos esquemas en los que la industria, los empresarios, el sector privado pueden participar fomentando el desarrollo económico, social, científico y cultural de México. Es cuestión de dimensionar la importancia de esto y el impacto que el conocimiento y el despliegue positivo del mismo tendrá en una sociedad, en los hombres y mujeres que la conforman y en el futuro que se vislumbra para los niños y jóvenes que emanen de ella.

 

www.forbes.com.mx

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *