Estudiantes confirman la factibilidad de cultivar lúpulo en Marte

El oxígeno, la gravedad, el agua y la posibilidad de cultivar alimentos son las primeras cosas en las que todos pensamos al plantearnos la vida en otro planeta, esto a menos que seas como los estudiantes de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Villanova, quienes han demostrado que sería factible cultivar lúpulo en el suelo del planeta Marte.
 
Astronauta bebiendo cerveza en Marte

Estudiantes confirman la factibilidad de cultivar lúpulo en Marte

El profesor Eduard F. Guinan les planteó una cuestión: “Imaginen que hay una colonia en Marte y ustedes son los encargados de alimentarlos. Todos dependen de eso”.
 

Recreando las condiciones

Para recrear las condiciones adecuadas, el profesor además compró a la NASA más de 40 kilos de una reproducción de suelo marciano hecho con basalto triturado de un antiguo volcán del desierto de Mojave.

Este suelo es denso y se seca con muchísima rapidez, por lo que sirve muy bien para fabricar ladrillos o cultivar plantas muy resistentes, como las patatas.

La mayoría de los estudiantes decidieron probar con plantas nutritivas y prácticas para la supervivencia, como patatas, coles o guisantes. Otros plantaron menta y albahaca para poder hacer platos más ricos. Y otros probaron suerte con el lúpulo. Según Guinan, es una de las plantas que mejor está creciendo.
 
Edward Guinan y sus estudiantes

Edward Guinan y sus estudiantes

Para que las plantas crecieran en estas condiciones extraterrestres, los futuros astrónomos utilizaron unos invernaderos que reducían la luz solar, imitando la incidencia de los rayos a la distancia a la que está Marte.

Aunque utilizaron algunos fertilizantes, pensaron que para los astronautas sería un poco complicado llevárselos, así que se les ocurrió que podrían utilizar cartón o café para ablandar y fertilizar. Las zanahorias y espinacas del equipo que probó a mezclar el suelo con café brotaron y crecieron más rápido que el resto.

Guinan presentó los resultados del estudio la semana pasada en una reunión de la American Astronomical Society en Washington y fueron recogidos por el diario The New York Times.
 

Experimentos similares

Pero no han sido los primeros a los que se les ha ocurrido esto. Hace cinco años Wieger Wamelick ya hizo un experimento similar cultivando 14 tipos de plantas, como zanahorias, centeno y tomates, de las que al menos la mitad germinaron y con las que cocinaron para las 50 personas que habían apoyado su campaña de crowfunding. Además, el año pasado consiguieron que unas lombrices vivieran y se reproducieran en este suelo.

Para su próximo proyecto Wamelick planea cultivar bambú. Él mismo especificó que la idea no es llevar osos panda a Marte, sino conseguir este producto que puede ser muy útil para la construcción y cuyos brotes también son comestibles.

Lo que todavía no se ha averiguado es cómo eliminar la presencia de unos elementos tóxicos en el suelo del planeta rojo, los percloratos, algo que probablemente se consiga introduciendo bacterias que se alimenten de ellos.

Mientras esperamos a que el sueño marciano se haga realidad, dos estudiantes de la Universidad de Villanova harán un estudio de seguimiento sobre el trabajo realizado por sus compañeros, lo que implica probar el cultivo de cebada, otro ingrediente de la cerveza. Un paso más para poder asegurar que la vida en Marte es posible.

 

 

www.eslang.es

 

 

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *