La cerveza más antigua de Cuba revive en Miami

El veterano empresario y cervecero artesanal Alan Newman, se ha asociado con dos cubano-americanos, Manny Portuondo y Ramón Blanco Herrera, para relanzar la cerveza más antigua y legendaria de Cuba – La Tropical, fundada en La Habana en 1888,  un nombre muy conocido para los cubanos nacidos antes de la revolución de Fidel Castro de 1959.
 
La cerveza más antigua de Cuba revive en Miami

“Escoger el momento oportuno es lo más importante” dijo Newman, sentado en su cervecería Concrete Beach en el moderno distrito de artes de Wynwood, en Miami, donde la icónica cerveza hizo su reaparición el domingo 22 de mayo al ritmo de la música cubana y acompañada de cerdo asado a la cubana y puros.

Newman, cuya compañía Alchemy & Science es una subsidiaria operativa independiente de The Boston Beer Company,  apuesta a que el súbito aumento del interés público por Cuba, tras la decisión tomada por el presidente Barack Obama a finales de 2014 de normalizar las relaciones con la isla comunista, estimule sus ventas.

“Soy fanático de lo tradicional. Es fantástico pensar que podemos estar aquí sentados, rescatando una de las marcas de cerveza más conocidas en Cuba en su época” dijo Newman, de 70 años.

Antes de que Castro nacionalizara la histórica cervecería de La Habana, situada en un terreno fresco y bajo la sombra de grandes árboles a la orilla del río Almendares, La Tropical era la cerveza más vendida de Cuba y dominaba hasta un 60 por ciento del mercado.

Pero aunque después de la Revolución la cervecería continuó produciendo la cerveza hasta finales de la década del 2000, la fábrica se encuentra deteriorada, junto con el castillo estilo morisco, el salón de baile al aire libre y los jardines para disfrutar de la cerveza, envueltos en follaje, que eran famosos por ser sitio de celebración de fiestas y encuentros sociales – una tradición que continúa hasta estos días.

Al asociarse con Portuondo y Blanco Herrera para recrear la cerveza, Newman regresará a las raíces de La Tropical. Ambos son descendientes de familias cubanas que participaron en la fundación de la Cervecería La Tropical hace 128 años.
 


 
Blanco Herrera, ya de 70 años, es el bisnieto del fundador de la cervecería. Salió de Cuba siendo un adolescente junto con su familia en 1960, año en que se nacionalizó La Tropical.

Ha coleccionado objetos de recuerdo de la fábrica de cerveza, incluyendo etiquetas de botellas, folletos, postales y fotografías que dan testimonio de la fama de los jardines de La Tropical y el cercano estadio de béisbol que llevaba el mismo nombre.

Los vínculos de Portuondo, de 49 años, con La Tropical se remontan al hecho de que su tatarabuelo, Federico Kohly, originalmente vendió los terrenos donde se ubica la cervecería a la familia Blanco Herrera.

“Sabíamos que era una cerveza estilo Vienna Lager” dijo Newman. “A partir de ahí la afinamos” agregó. “Es un poco más lupulada que la original , pero aún mantendrá un ligero gusto a malta”.

Portuondo había obtenido la fórmula básica para elaborar la cerveza de Julio Fernández Selles, último maestro cervecero de La Tropical cuando se nacionalizó la planta en 1960 y a quien rastreó hasta encontrarlo viviendo en el exilio en Miami hace algunos años. Fernández Selles ya falleció.

El equipo venderá la cerveza bajo una etiqueta que reproduce el estilo tradicional de la original, mostrando el nombre de La Tropical sobre los sellos de oro de los premios a la calidad ganados en famosos centros de fabricación de cerveza en Europa y Estados Unidos.

 

www.univision.com



Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *