La historia de la primera lata de cerveza

Corría el año 1935, cuando la primera cerveza en lata salió a la venta. Tras décadas de experimentos y más de una década de Ley Seca en Estados Unidos, la Gottfried Krueger Brewing Company sacaba al mercado su ansiado producto, en Richmond, Virginia.
 
primera_lata_cerveza

La primera lata de cerveza

Para empezar, ¿quién fue Gootfried Krueger? Krueger fue un emigrante alemán con residencia en Newark, New Jersey. Había llegado desde Alemania en 1853 y comenzó a trabajar en Newark, en la fábrica de cerveza de Adams & Laible que en 1851 se había establecido en Belmont Avenue.

Fue aquí donde aprendió el oficio de maestro cervecero. Ale, Porter y Stout habían sido los estilos de cerveza clásicos, pero la floreciente emigración europea demandaba una cerveza más ligera, de estilo alemán. Fue así como los emigrantes alemanes comenzaron a fabricar una cerveza Lager al estilo americano.

Pocos años después, en 1865, Krueger ya era propietario de su propia fábrica de cerveza. La cerveza Lager triunfó y se convirtió en la bebida nacional. Se pasó de la producción de 750.000 barriles en 1850, a 39 millones en 1900. La construcción de las fábricas ahora tenían un estilo victoriano, para recalcar el esplendor de los cerveceros alemanes – americanos.
 

Primeros experimentos

Ya desde 1909 la empresa American Can había estado haciendo experimentos para enlatar la cerveza, pero se encontraban con un gran problema, la cerveza en aquellos tiempos no estaba filtrada, por lo que en ocasiones seguían carbonatando en las latas hasta que las hacían explotar.

Poco después, cuando un 17 de enero de 1920 entra en vigor la Ley Seca de Estados Unidos, American Can deja de realizar pruebas. El estallido de la Guerra en Europa en 1914 había empeorado la situación de los cerveceros alemanes, a los que se consideraba antipatrióticos y pro-alemanes.
 
Protestas contra la ley seca

Protestas durante la Ley Seca

No era el mejor contexto para seguir con el proyecto. Algunos de estos cerveceros se dedicaron entonces a la producción de refrescos y lácteos. Pero no todos. Krueger, como no es de extrañar, lanzó su propia cerveza, Krueger’s Old Essex Brew, que contenía menos del 1% de alcohol que se permitía por ley y un sabor parecido al de la cerveza.

No fue hasta 1933, con el fin de Ley Seca, cuando American Can consigue fabricar una lata presurizada y con un recubrimiento especial evitando así que la cerveza reaccionara con el estaño (algo parecido a lo que ya se hacía con el barril).

Idea original de la cervecera Krueger, pues llevaban ya dos años realizando pruebas (podemos imaginarlos realizando pruebas para enlatar cerveza, bajo una prohibición durísima sobre el alcohol que duraba ya más de una década). Lamentablemente, Krueger no consiguió ver este proyecto en la calle, ni tampoco el fin de la Ley Seca, pues había muerto en 1926.
 

La primera cerveza en lata

El 24 de enero de 1935 salió a la luz el nuevo proyecto: cerveza en lata. Con esto, se terminaban los problemas de almacenaje y se eliminaba el retorno de las botellas. Las nuevas latas se enfriaban más rápido, y la cervecera esquivaba así los altos impuestos que recaían sobre los barriles tras el fin de la Ley Seca.

El éxito estaba asegurado. La Finest Beer de la cervecera Krueger se vendió por miles. Estas primeras latas no eran, evidentemente, como las conocemos hoy día. Planas por la zona superior, había que abrirlas con un abrelatas.

El acero del que estaban hechas no fue modificado hasta 1958, cuando se comenzaron a fabricar de aluminio. ¿Y que hay sobre la argolla? No apareció hasta 1960.

 

 

www.cervezania.com

 

 

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *