El uso de inteligencia artificial en la nube para fermentar cervezas

En octubre, Brian Faivre, de Deschutes Brewery, fermentaba un lote de Obsidian Stout en un enorme tanque. Algo estaba mal: la cerveza no fermentaba a la temperatura habitual. Un software emitió una advertencia y Faivre arregló el problema.

El uso de inteligencia artificial en la nube para fermentar cervezas

“Hubiéramos tenido que desechar un lote completo”, dijo el maestro cervecero. Cuando el ingreso de uno depende de la cerveza, eso es una calamidad.

El software que detectó la anomalía es de Microsoft y utiliza una poderosa forma de inteligencia artificial llamada aprendizaje de máquina. Lo que lo hace potencialmente revolucionario es que Deschutes alquiló la herramienta a través de internet desde el servicio de cloud computing de Microsoft.

Deschutes usa el sistema a diario para decidir cuándo detener una parte del proceso de elaboración de la cerveza y comenzar otra, ahorrando tiempo mientras que produce una mejor cerveza, dice la compañía.

La empresa con sede en Bend, Oregón, está entre un número creciente de firmas que utilizan nuevas combinaciones de inteligencia artificial y servicios en la nube de Microsoft, Amazon y Alphabet.

El software de inteligencia artificial solía requerir de miles de procesadores y muchísima electricidad, por lo cual sólo las mayores empresas de tecnología y las universidades de investigación podían permitirse su uso. Un sistema temprano de Google costó más de un millón de dólares y usó cerca de mil computadoras.

Deschutes no tiene tiempo para tales proezas técnicas; invierte principalmente en tanques de cerveza, no centros de datos. Sólo cuando Microsoft, Amazon y Google comenzaron a ofrecer software de inteligencia artificial a través de internet en los últimos años estas ideas parecieron factibles.
 

Acceso a software de IA

Democratizar el acceso a un poderoso software de inteligencia artificial es el más reciente campo de batalla, y podría decidir cuál de los gigantes tecnológicos resulta el ganador en un mercado de infraestructura en la nube valorado en 25 mil millones de dólares este año, según la firma de investigación IDC.

“Hay una nueva generación de aplicaciones que requieren de ciencia de datos y aprendizaje automático mucho más intensos. Hay una carrera para decidir quién va a proporcionar las herramientas para eso”, dijo Diego Oppenheimer, máximo responsable ejecutivo de Algorithmia, startup que opera un mercado de algoritmos que hacen algunas de las funciones que las tecnologías de Microsoft, Amazon y Google.

Si las herramientas se generalizan, podrían transformar el trabajo, conforme una mayor automatización permite a las empresas hacer más con la misma mano de obra.

A medida que crece el mercado y se intensifica la competencia, cada vendedor potenciará sus fortalezas.

“Google tiene la mayor credibilidad en base a las herramientas que tiene; Microsoft es quien realmente logrará convencer a las empresas a hacerlo y Amazon tiene la ventaja de que la mayoría de los datos corporativos en la nube está en AWS”, dijo Oppenheimer, de Algorithmia. “Cualquiera de ellos puede resultar el ganador”.

 

 

www.elfinanciero.com.mx

 

 

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *