Cada años se repiten las temporadas de oferta en e-commerce, ya sean cyberday, navidad o día de la madre, periodos que muchos esperan con ansias para vitrinear y comprar eso que tanto quieren.

Estafas y fraudes en e-commerce
Estafas y fraudes en e-commerce

Pero que el entusiasmo no te nuble la vista, ya que siempre hay que estar atento a posibles fraudes que se puedan dar en Internet y aquí te explicamos algunas de las modalidades más comunes de estafa y cómo puedes protegerte de ellas.

1. Phishing

En este tipo de estafa, los ciberdelincuentes envían correos electrónicos falsos que pueden aparentar ser de una empresa legítima, como un banco.

El principal objetivo es el engaño para obtener información sensible, como contraseñas, nombre de usuario o detalles de una tarjeta de crédito.

También, pueden obtener ese tipo de información a través de la instalación de programas maliciosos a través de un link o archivo infectado.

Si recibes un correo o Whatsapp inesperado con enlaces o archivos adjuntos sobre alguna oferta, es preferible descartarlo de inmediato, ya que podría tratarse de una estafa de phishing.

La recomendación principal es nunca entregar información personal en base a requerimientos que se hayan hecho a través de correo electrónico o teléfono.

Tampoco confíes en links o archivos que lleguen sin ningún motivo a sus manos, siempre verifica antes de proceder a hacer click.

2. Páginas falsas

En este caso, los atacantes crean aplicaciones o imitan sitios web que lucen idénticas a las originales para engañar a los usuarios y hacerles creer que están en un sitio oficial.

Para evitar esto, revisa el nombre del dominio y chequea que tenga un símbolo de candado y parte con «https», ya que son más seguros.

Asimismo, la recomendación siempre es utilizar canales de pago confiables. Es preferible cada vez ingresar tus medios de pago a tenerlos guardados en tu dispositivo móvil, ya que si llegas a perderlos te expones al robo de tus credenciales y posibles estafas.

3. Notificaciones falsas

Que la compra no logró realizarse o notificaciones de entrega falsas, son algunas de las excusas que usan los ciberdelincuentes para engañar y hacer que las personas hagan click sobre links maliciosos.

Los estafadores suelen hacerse pasar por tiendas reconocidas enviando mensajes con sentido de urgencia, pidiendo que revise la transacción y dando a entender que, si no se actúa inmediatamente, se cancelará el pedido o se bloqueará la cuenta bancaria.

Las empresa legítimas no usan un lenguaje intenso. Si el usuario quiere corroborar su compra, debe hacerlo a través de las páginas oficiales y ponerse en contacto con la empresa directamente a través de sus plataformas de atención al cliente.

4. Ofertas muy atractivas

Si un descuento es extremo, con precios poco creíbles para la calidad del producto que se está ofreciendo, entonces hay que sospechar.

Otro aspecto que puede hacer sospechar de la veracidad de una oferta es el medio por donde se está ofreciendo, por ejemplo, si llegó a través del correo electrónico, Whatsapp, Instagram u otro sitio, también hay que dudar y no dejarse llevar por la tentación.

Puede haber ofertas increíbles, pero siempre la recomendación es chequear en los canales oficiales de la tienda que lo que se está ofreciendo es verídico.

5. Conexión Wi-Fi

Cuando navegamos por Internet a través de Wi-Fi, siempre hacerlo de una red propia o confiable, ya que si ingresamos a una red pública de origen desconocido el hacker puede tener acceso a información personal para luego cometer delitos y fraudes.

Muchas veces los ciberdelincuentes pueden enviar falsa publicidad de ofertas que no son reales solo para hacer caer a las personas a entrar a links fraudulentos.

Si crees que revelaste información financiera por error, contacta rápidamente a tu banco y ordena que cierren las cuentas que crees que están en riesgo.

Asimismo, cambia las contraseñas que fueron reveladas. Si utilizas la misma en diferentes cuentas, asegúrate de cambiarlas.

Recomendamos