El catering a domicilio es básicamente el negocio de proporcionar servicios de comida en un lugar distinto al que ha sido preparada, ya sea en la puerta de tu casa o en sitios con personas de paso como pueden ser hoteles, hospitales, pubs, aviones, cruceros, parques, colegios o estudios de filmación.

Catering a domicilio
Catering a domicilio

Ahora bien, también es cierto que muchos proveedores de catering no preparan directamente los alimentos, sino que se encargan de montar y configurar el comedor, derivando el servicio de comida a un tercero, por lo que cualquier evento donde existe un personal encargado de habilitar lugares para consumo y/o servicios de comida, bebida o cualquier entremés, es considerado catering.

Historia del catering a domicilio

Los orígenes del catering tal como lo entendemos hoy se remiten a relatos relacionados a un baile organizado por Caesar Cranshell en 1778 en Filadelfia, para celebrar la partida del general británico William Howe y en donde se sirvió comida por encargo que fue elaborada en un lugar distinto al de la celebración.

Aún así, el concepto de negocio cómo tal comenzó a tomar forma alrededor de 1820, con servicios de comida para entrega cada vez más reconocidos y respetados, fundados y operados principalmente por afroamericanos.

La industria luego comenzó a profesionalizarse bajo el desarrollo de Robert Bogle, quien hoy es reconocido como «el creador del catering» y quien en 1840, como parte de la segunda generación de proveedores de catering de Filadelfia, comenzó a combinar sus servicios de entrega de comida con la operación de restaurantes propios.

El establecimiento y uso de la palabra «catering» finalmente terminó de establecerse en la década de 1880, cuando los directorios locales comenzaron a listar los numerosos proveedores de catering existentes.

Servicios asociados al catering

En general, para un servicio de catering se deben considerar las diferentes necesidades específicas establecidas por los clientes, ya sean de índole alérgico, dietético o incluso religioso.

Como adicional también es necesario considerar que los consumidores se muestran cada día más considerados con la sostenibilidad del origen y el tipo de cultivo de los alimentos.

Con respeto a los aperitivos, por lo general existe el consenso que es apropiado ofrecerlos unas 3 o 4 veces antes de dar paso a la comida principal.

Si el catering considera arriendo de equipamiento, estos pueden incluir mesas, sillas, utensilios de mesa, cristalería de bar, especieros, etc.

En este punto es muy importante también la determinación adecuada del espacio disponible así como el servicio de instalación y mantenimiento.

Por lo general, el personal involucrado en un catering con servicio debería incluir un administrador, un chef, un ayudante de cocina, un barman y meseros, dependiendo si se trata de una cena tipo bufé o a la carta, ya que la diferencia puede ser bastante considerable.

Se espera que el servicio de catering cuente además con todos los permisos requeridos para su operación, tanto de negocio como sanitarios en los que se establezca claramente el ámbito de los servicios prestados.

Por último, al considerar los cargos estos pueden variar dependiendo si también son requeridos servicios de iluminación, servicio de licores, permisos municipales, de bomberos o estacionamiento.

DESTACADO:  ¿Es la "marihuana artesanal" la nueva cerveza artesanal?

Presentaciones de catering

Los servicios de catering se definen principalmente como un servicio de comida en un lugar distinto de donde fueron preparados, similar a la experiencia de ser atendido en un restaurant, ya sea un menú completo o un plato único.

Por otro lado, los catering bufé son servicios de comida con autoservicio, es decir, que es el propio consumidor quien escoge y sirve sus alimentos.

La diferencia principal en los servicios bufé es que requieren de un área específica para instalarse, a fin que los comensales puedan circular con facilidad y servirse con comodidad.

Luego tenemos la estaciones de comida, similares a un bufé en la naturaleza del servicio, pero organizadas formando pequeñas estaciones individuales, clasificadas por platos o tipos de comida, como por ejemplo estaciones de queso, vinos, refrescos, frutas, café y/o postres.

A continuación encontramos los miniplatillos, pequeñas versiones de platos generalmente más abundantes, fáciles de servir y degustar sin cubiertos, principalmente en ambientes algo más informales.

Las pausas de café o coffe breaks, son por lo general descansos entre reuniones de trabajo, eventos o cursos de capacitación y tienen como objetivo disponer de pequeños aperitivos que permitan relajarse e intercambiar conversaciones, cafés, sándwiches en miniatura, dulces o jugos.

Finalmente tenemos los almuerzos empaquetados, los cuales son preparaciones individuales presentadas en bandejas desechables o cajas de alimentos que por lo general contienen sándwiches, snacks, frutas o postres envasados.

Este tipo de catering se trata de un servicio de entrega similar a los delivery actuales, ya que requieren previa coordinación del lugar y la hora.

Recomendamos