Ice Impérial de Moët & Chandon es el primer y único champán diseñado para disfrutarlo con hielo. Tradicionalmente los vinos espumosos se beben muy fríos, pero solos. Con esta propuesta, la casa francesa incide en la baja temperatura para disfrutar más de los matices de este producto.

Moët & Chandon Ice Impérial
Moët & Chandon Ice Impérial

Los Ice Impérial, porque son varios, de Moët & Chandon, son champanes de color denso, con un potente aroma a frutas tropicales y una original nota de frambuesa.

Ofrecen un bouquet intenso y afrutado. En el aspecto estético, su cromatismo es de un dorado profundo con algún aire ámbar que se refuerza al incluir el hielo.

Lógicamente, este espumoso está  pensado para tomar en las mismas copas que otros champanes, por lo que hay que buscar piezas de hielo duraderas, pero pequeñas en cuanto a espacio.

A la hora de consumir este Moët, conviene no dejar que se derrita el hielo. La pequeña roca sirve para aportar color y estilo a la copa, además de enfriar el champán, pero no hay que dejar que se diluya.

De algún modo, la casa francesa busca con esta propuesta crear un champán muy cotizado y de sabor único a una experiencia extra, la de tomarlo muy frío y ganar en color.

El gas de Moet Ice logra añade estilo y atractivo en la cercanías a los cubitos. Esto es muy interesante, ya que a la hora de consumirlo, el bebedor no se exalta tanto con el gas. Este queda atrapado junto al hielo.

Ice Impérial, una apuesta arriesgada pero exitosa

Moët & Chandon es uno de los productores de champanes más veteranos en toda Francia. Su origen se remonta a mediados del siglo XVIII, concretamente a 1743. Esto ya le confiere un estatus único en el mundo de los espumosos.

DESTACADO:  Mundial Qatar 2022: la prohibición de la cerveza

Sus productos más clásicos gozan de una atemporalidad única. El prestigio que supone tomar una copa, o una botella, de este champán es algo que ya sirve como elemento de distinción. De hecho, hablar de Moët & Chandon es aspiracional, algo que todo el mundo desea.

Sin embargo, la casa no se ha limitado únicamente a hacer lo que sabe desde hace siglos, sino que tiene como una de sus señas de identidad la innovación. De eso va Ice Impérial, de abrir la empresa a otros sabores y a otros públicos.

El espumoso se puede mezclar con hielo sin perder ninguna de sus características. Ofrece un sabor fresco, muy intenso y maduro, óptimo tanto para los paladares más exigentes como para los neófitos en el universo del champán.

En el apartado de frutas destacan el mango y la guayaba, además de la ya citada frambuesa. El toque a cítrico, en concreto nectarina, también refuerza este sabor afrutado.

Ice Impérial clásico se refuerza con Ice Impérial Rosé, donde se amplifica la presencia de frutos rojos y granada. Es una opción ideal para el verano.

La evolución del Moët Impérial y el Moët Nectar Impérial

El primer espumoso para tomar con hielo, y ojo, con hielo y no en formato sorbete, es una propuesta de la firma que sienta sus bases en otros de sus champanes. De hecho, Moët Imperial es uno de los productos más conocidos y cotizados de esta firma.

Su origen se remonta hasta el año 1869. En su momento fue un espumoso pionero, pues acudía a sabores cítricos con manzana verde y tesituras florales.

Este Impérial ha ido evolucionando, lo que ha servido para crear el Rosé Imperial o el sedoso y avainillado Moët Nectar Imperial.

De todas estas creaciones, y el deseo por seguir innovando y mantenerse en la cima de la creación de champanes, nace Moët & Chandon Ice Impérial.

La firma francesa continúa con su estatus de casa cotizada, pero eso no le impide hacerse cada vez más accesible a numerosos clientes.

¿Dónde conseguir Moët & Chandon Ice Impérial?

Para las fechas navideñas, las grandes celebraciones… y hasta en verano, con las versiones más frescas.

Los espumosos de Moët & Chandon son perfectos en cualquier momento del año. La firma no renuncia a su posición de empresa líder, pues eso le ofrece un nivel de distinción único.

Y sin embargo, al tiempo que hace eso, promueve el consumo de sus champanes a precios asequibles. De hecho, en numerosas enotecas y centros especializados, además de en la propia casa, se pueden adquirir botellas a un coste muy competitivo.

Ya no hay excusas para disfrutar de Möet & Chandon, pues ahora incluso lo puedes tomar con hielo en su Ice Impérial.

Recomendamos