¿Qué es el dinero? ¿De qué hablamos cuando nos referimos al dinero? ¿Qué funciones cumple el dinero? ¿Cuáles son las propiedades del dinero?

Qué es el dinero, orígenes e historia
Qué es el dinero, orígenes e historia

Para comprender qué es el dinero, las formas que ha adquirido a través de la historia y porqué algunas de ellas han tenido éxito y otras no, lo primero que debemos entender es cuales son sus funciones.

Los economistas están de acuerdo en que el dinero “debería” cumplir al menos tres funciones:

  1. El dinero debe ser un depósito de valor.
  2. El dinero debe tener una unidad de cuenta.
  3. El dinero debe ser un medio de cambio.

Trueque o intercambio, los orígenes

El sistema de trueque es un “método de intercambio” más antiguo utilizado para tranzar bienes y servicios directamente por otros bienes y servicios sin utilizar un “medio de intercambio”.

Este método es útil cuando ambas partes tienen algo que quieren el uno del otro y acuerdan un intercambio de bienes o servicios que consideren equivalente.

Sin embargo, a medida que las transacciones aumentan y el comercio se expande a través de las fronteras, también aumentan los inconvenientes de este sistema.

1. Falta de doble coincidencia de deseos

La doble coincidencia de deseos significa que para que una persona pueda vender y comprar debe primero coincidir con los deseos de otra persona que quiera comprar y vender.

2. Falta de una medida común de valor

No existe una medida precisa del valor de un artículo negociado en relación con el otro. Algunas culturas pueden percibir el valor de intercambiar 1 vaca por 10 gallinas, mientras que en otras se requerirían 100 gallinas para intercambiar 1 vaca.

3. Problemas de almacenamiento y transporte

Es difícil para la gente almacenar y transportar riqueza en forma de bienes como ganado, trigo o patatas, por ejemplo. Esto se debe a que algunos bienes caducan después de cierto período de tiempo o bien requieren grandes y costosos vehículos de transporte y mantenimiento.

4. Indivisibilidad de los bienes

Si un comerciante quiere vender su cabra y obtener a cambio una cantidad de seda que equivale a la mitad del valor de su cabra, no puede hacerlo sin matar a la cabra y arriesgarse a que nadie esté interesado en la otra mitad.

Características del dinero

Para que el dinero pueda ejercer la función de medio de intercambio tiene que cumplir con ciertas condiciones.

1. Durabilidad

El dinero debe ser capaz de circular en la economía en un estado aceptable por un tiempo razonable. Un bien, como el caso de los alimentos no puede ser dinero ya que este se descompone rápidamente.

2. Transportabilidad

Los poseedores del dinero deben poder transportar con facilidad dinero con un valor sustancial. En las economías muy primitivas el dinero por excelencia es el ganado, pero este es muy difícil de transportar, incluso hay que alimentarlo durante su traslado.

3. Divisibilidad

El dinero debe poder subdividirse en pequeñas partes con facilidad sin que pierda su valor, para que su valor pueda aproximarse al de cualquier mercancía. Debe ser divisible, ya que se necesita diferentes cantidades de dinero según la transacción que se realice.

4. Homogeneidad

Cualquier unidad del dinero debe tener un valor exactamente igual al de las demás. Estas divisiones deben ser uniformes, la cantidad igual de dinero debe valer siempre lo mismo y el bien que se utilice tiene que ser reconocido por todos como dinero.

5. Emisión controlada

El dinero debería tener una oferta limitada, ya que la simple economía de la oferta y la demanda nos enseña que un exceso en la oferta disminuye el valor de algo (inflación). La oferta limitada de dinero es esencial para mantenerlo como reserva de valor y esto implica también evitar su falsificación.

Evolución del dinero en la historia

En definitiva, el dinero fue inventado por la sociedad para superar los inconvenientes inherentes al sistema de trueque.

1. Dinero en metales preciosos

El dinero de los productos básicos se crea a partir de un bien como medio de intercambio. En el año 1000 AC, China comenzó a utilizar aleaciones de bronce y cobre como dinero para representar el valor de un artículo .

La popularidad de las monedas metálicas se extendió Turquía alrededor del año 550 AC, cuando el rey Aliates del Imperio Lidio introduce el uso monedas elaboradas con una aleación de 55% de oro y 45% de plata, las cuales son consideras las primeras monedas emitida oficialmente por un gobierno en la historia de la humanidad.

2. Papel moneda

Aunque la adopción del dinero de materias primas comenzó a crecer, China ya estaba en transición  hacia el papel moneda como resultado de la escasez de metales preciosos, problemas de transporte y almacenamiento .

Una de las primeras formas de papel moneda fue utilizada en la dinastía Tang, pero la dinastía Song fue la primera en introducir billetes llamados “Ji a ozi” en Chengdu, la capital de Szechuan, emitidos por bancos alrededor del 960 DC. Los billetes Jiaozi estaban respaldados por materias primas como oro, plata y gemas.

Como resultado de lo anterior, se podían usar pagarés habilitados para ser convertidos en dinero o mercancía en cualquiera de los bancos emisores.

Ya en la era moderna, la concepción y la utilidad del papel moneda siguió creciendo en todo el mundo, representados a partir de los siguientes hitos histtóricos.

  • En  la década de 1600, el Banco de Estocolmo en Suecia comenzó a emitir sus propios billetes, aceptados por el parlamento y respaldados en plata.
  • En el siglo XVII Francia comenzó a utilizar papel moneda respaldado por oro y plata para pagar a los militares cuando había escasez de suministro de monedas. Con el tiempo, en 1757, el gobierno reconoció su utilidad y suspendió definitivamente todos los pagos en monedas.
  • A principios del siglo XIX, el Reino Unido emitió sus primeros billetes respaldados por oro.
  • En la  década de 1860, el gobierno de los  Estados Unidos también emitió su propio papel moneda llamado “Bonos de los Estados Unidos” o “billetes verdes” durante la Guerra Civil estadounidense.

El acuerdo de Bretton Woods y el “patrón oro”

Ya en el siglo XX y después de años de conflictos entre naciones durante las dos guerras mundiales, sumada la Gran Depresión de 1929, representantes de 45 países se reunieron para una conferencia en Bretton Woods, New Hampshire en 1944.

El propósito de la reunión era estabilizar el uso de diferentes monedas nacionales y ayudar a reconstruir sus respectivas economías de posguerra, evitando la hiperinflación y las guerras comerciales.

El acuerdo de Bretton Woods implicaba que los países participantes debían mantener tipos de cambio fijos entre sus monedas y el dólar estadounidense, mientras que el dólar estadounidense estaría respaldado por reservas de oro.

Para ese momento, Estados Unidos poseía ¾ del suministro mundial de oro y ninguna otra nación tenía suficiente oro para respaldar su reemplazo.

Con el establecimiento del “patrón oro”, el dólar estadounidense se convirtió en la nueva medida internacional para la valoración de cualquier moneda.

Desafortunadamente, la estabilidad no duró mucho tiempo, principalmente debido a las cada vez más escasas reservas de oro que llevaron en 1971 al presidente Richard Nixon a abandonar el acuerdo de Bretton Woods, un evento que históricamente se conoce como “Nixon Shock”.

Como consecuencia, en 1973 el sistema de Bretton Woods fue reemplazado por un regimen por el cual el papel moneda ya no está respaldado por dólares estadounidenses u oro, sino en monedas de libre flotación, conocidas como dinero fiduciario. 

¿Qué es el dinero fiduciario?

La moneda fiduciaria (del latín fiduciarĭus, “confianza”) es una moneda de curso legal respaldada por el banco central del gobierno de un país, generalmente emitida en forma de billetes y monedas o incluso créditos bancarios.

Básicamente el dinero fiduciario es aquel que está basado en la fe o confianza de la comunidad, es decir, no está respaldado por metales preciosos ni nada que no sea una promesa de pago por parte de la entidad emisora.

Si bien este sistema monetario ya fue utilizado en el siglo XI en China, la era contemporánea del dinero fiduciario comenzó luego del “Nixon Shock” de 1971, el cual terminó con el sistema de respaldo en metales preciosos del dólar estadounidense.

Para entenderlo mejor, el dinero mercancía basa su valor en la existencia de una contrapartida en oro, plata o cualquier otro metal noble.

En cambio, las monedas y billetes fiduciarios tienen valor debido a su declaración como dinero por el estado y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira.

Sin esta declaración, la moneda no tendría ningún valor. El dinero fiduciario sería entonces tan poco valioso como el pedazo de papel en el que está impreso.

Por lo tanto la moneda fiduciaria es lo contrario al dinero mercancía, debido a que la diferencia entre la moneda y el dinero de mercancía reside en su valor intrínseco.

Un billete actual es una clara representación de dinero fiduciario, por cuanto objetivamente considerado carece de valor. Su valoración viene dada por la autoridad monetaria que lo emitió, que goza de confianza entre los sujetos que la aceptan.

¿Qué es el dinero fiat?

El dinero por decreto o dinero fiat​ (del latín “hágase”)​ es una forma de dinero fiduciario caracterizado por el respaldo legal de un Estado.

Frecuentemente el término fiat se utiliza como sinónimo del de dinero fiduciario, esto principalmente debido a que el dinero fiduciario suele ser frecuentemente también dinero fiat.

Sin embargo los términos no son equivalentes y es necesario una aclaración en donde el factor esencial para que una moneda pueda considerarse dinero fiat es su uso obligatorio en una cierta jurisdicción por imposición de una ley de curso legal o ley de curso forzoso.

El Banco Central Europeo lo define como “aquel dinero establecido por un gobierno para enfocar una economía hacia un cierto medio de intercambio (Euro, Dólar, Yen, etc.)”

¿Qué son las criptomonedas?

Una criptomoneda es un activo digital que emplea un métodos criptográficos para garantizar su titularidad, asegurar la integridad de las transacciones y controlar la creación de unidades adicionales.

Las criptomonedas cuentan con diversas características diferenciadoras respecto a los sistemas de dinero tradicional, principalmente debido a que no están reguladas ni son controladas por ninguna institución centralizada y no requieren de intermediaros en la ejecución de sus transacciones.

Para su operación y registro se utiliza una base de datos descentralizada denominada “blockchain” (cadena de bloques) la cual funciona como un registro contable compartido y publico.

Algunas de las características principales de las cirptomonedas es que son completamente anónimas en cuanto a quien las posee y que al realizar una transacción, es decir, cuando se compra o vende el activo digital con criptomonedas, esta es irreversible, a menos que se realice una nueva transacción en sentido contrario.

Esto quiere decir que no es posible cancelar la operación como si ocurriría en un sistema fiduciario en donde el control es ejecutado por una entidad centralizada como los bancos.

Recomendamos

 
Artículos Relacionados
Artículos Patrocinados

Última actualización el 2021-09-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Newsletter The Beer Times™

Escribe un Comentario