El sexo es una de las cosas que hacen los humanos y que más los hace asemejarse a los animales y, a veces, es difícil acertar con los mensajes verbales.

Cómo comunicarse con la pareja durante el sexo
Cómo comunicarse con la pareja durante el sexo

Un modo de practicar la comunicación oral durante el sexo es contactar con una escort profesional en portales clasificados para adultos como Skokka puesto que ayudan a que la gente se suelte.

Hay otros casos casos en que ocurre lo contrario: se perciben palabras obscenas que son tan salvajes y liberadoras que parecen estar fuera del alcance. O indeseable: se cree que una persona racional, educada o simplemente de buen gusto debería de cuidar tal ritual amoroso evitando dichas vulgaridades.

Al fin y al cabo, la comunicación es tan solo una interacción más. ¿Sería un error eliminar dicha parte tan importante de la forma natural de comunicación con los demás? Si se quiere hacer, pero se tiene miedo de que la pareja esté poco cooperativa, una de las mejores opciones es quedar con una escort de Skokka Colombia que ayude a ambas partes de la pareja para poder expresarse verbalmente en la cama. También, los consejos que se van a comentar a continuación pueden ayudar.

Solo se tiene que decir cómo se sienten. Por ejemplo, que guste la postura sexual o el modo en que la pareja trate las diferentes partes del cuerpo. Si se está incómodo con esta palabra, se debe probar con otra nueva.

A muchas personas les aterra la idea y piensan, “¡Es imposible que lo haga!”, pero solo es otro modo de expresarse en la cama. Las mujeres pueden utilizar ropa íntima, juguetes o sus voces, y lo más importante, cada una las utiliza de un modo único. Se puede ser discreto, elegante y, al mismo tiempo, un poco pícaro, sexy, o ¡lo que sea!

El pícaro que siempre se lleva dentro

Quien lee este artículo es porque cree que le es imposible decir un murmullo en el momento correcto. Pero los límites de cada uno son infinitos. Puede ser tan simple como decir lo que realmente se quiere. Para ayudar, se puede practicar con una bella escort Tijuana de Skokka con la que dejar la timidez de lado. Y si no siempre se puede recurrir a tomar cerveza o algo de alcohol que ayude a desinhibirse y ser más atrevidos entre las sábanas. Eso sí, siempre sin llegar al exceso porque puede significar la diferencia entre el final feliz y otro mucho más solitario.

A veces, lo más placentero para la pareja es saber que uno de los dos está llegando a donde ellos quieren. Decirlo y mostrar satisfacción con las palabras es excitante.

Es innecesario sobreactuar si realmente el disfrute que se está teniendo es bajo, pero tampoco se debe sentir vergüenza cuando realmente se está disfrutando. Confiar en uno mismo y dejar al pícaro interior salir de vez en cuando.

Y, ¿cómo se hace? Es la combinación de palabras, cómo se dicen y cuál es la actitud. Utilizar la voz a medida que se mueve el cuerpo, hablar en voz baja, mirar a la otra persona o cerrar los ojos si se siente más agusto. Reírse histéricamente cuando se explica lo que se está haciendo a la pareja es muy poco usual, pero es completamente normal soltar una risita si se da el caso.

Es innecesario llegar a extremos, algo tan simple como «Me gusta el modo en que me hace sentir tu lengua en mi piel» obviamente significa mucho más. Si sigue siendo demasiado, susurrar algo en la oreja de la otra persona es una buena opción. La calidez de la respiración y algunas palabras emotivas encenderán la chispa.

¿Cuándo se empieza?

Hay quienes necesitarán más tiempo para sentirse a gusto. ¿Cuál es el mejor momento, antes de encerrarse en la habitación o en mitad del trabajo? Cuando se empiecen estas prácticas de manera usual, hablar de sexo durante una comida o una excursión parecerá completamente normal, así como soltar este tipo de comentarios y dar alguna que otra palmada en el trasero. Cuando se utilice para calentarse mucho antes de llegar a la habitación, será divertido, atrevido y se obtendrá un impulso mental que permanecerá todo el día.

Para las mujeres, es importante pensar en el sexo fuera de la cama, estar preparadas cuando llegue el momento. Poner presión en uno mismo es innecesario. Hablar de “sexo” es solo un modo más de obtener lo que se gusta. Hay quienes son felices sin él y hablar es solo un divertido cumplido, lo que está bien, pero también se puede utilizar para preguntar lo que se quiere o para estar seguro de que al otro le gusta lo que se hace.

El consejo más importante para que los novatos hablen del sexo es: El modo más fácil de empezar es comprar un libro erótico y hacer turnos para leerlo juntos. Los más tímidos pueden, literalmente, esconderse detrás de la portada, y cuando se pase de mano a mano el nerviosismo desaparecerá, y se convertirá en el momento de la lectura erótica, que puede incluso animar a las parejas a que escriban una historia propia y compartirla.

Tener un trozo de papel delante hace que la situación sea más cómoda. Y, ¿qué pasa con la naturalidad?, ¿cuando se practica el sexo se tiene que ser uno mismo? Los principiantes deben recordar que todo esto trata de relajarse y de evitar ser autocríticos. La historia es un modo de descargar la extraña responsabilidad que supone ser tímido y sentirse obligado a hablar. Ayuda a olvidarse de uno mismo por un momento y a centrarse en la fantasía, y en la otra persona.

Un consejo típico es ensayar cuando se está solo. Muchas personas tienen una risa nerviosa cuando se hablan sexy a ellos mismos, pero está bien. Se trata de recordar la situación más picante que se haya tenido y continuar poniéndole palabras a esta. Volverla a contar o utilizar una escena de ensueño con alguien famoso. Es un modo de eliminar el factor de miedo de la ecuación. Si se está solo, con uno mismo, nadie puede juzgar. Cuanto menos se practique, más nervioso se estará en la cama.

Recomendamos