Westvleteren 12, la leyenda de la mejor cerveza del mundo

Al contrario de otras abadías trapenses situadas en Bélgica, la Abadía de Saint Sixtus de Westvleteren (Sint-Sixtusabdij van Westvleteren en neerlandés) no se remonta a los tiempos de las primeras congregaciones de la Orden del Císter.
 
Variedades Westvleteren 6, 8 y 12

Westvleteren 6, 8 y 12

Fue recién en 1831 cuando un grupo de tres monjes encabezado por Dom François-Marie, provenientes de la Abadía Mont des Cats, a sólo 20 kilómetros de la frontera con Francia, fundaron el monasterio de Westvleteren (situado en la parte oeste del municipio de Vleteren) en donde originalmente fueron acogidos por Jan-Baptist Victoor, un ermitaño que habitaba el lugar. Sólo 40 años después recibirían el reconocimiento como abadía.
 

Elaboración de Westvleteren

Fue pocos años después de su fundación, en 1838, que comenzó la elaboración de las primeras cervezas, pero su venta a público no se desarrolló hasta 1931.

Si bien la producción se mantuvo ininterrumpida a través del tiempo, durante las dos guerras mundiales se vió considerablemente disminuida debido a que gran parte del monasterio servía de enfermería para los aliados.

Más tarde, desde 1946, la abadía emprendió una serie de tareas de restauración que hicieron que la cerveza destinada a la comercialización dejara de producirse y se limitará solo a la elaboración para el consumo de los monjes.

Fue así como la cerveza Westvleteren pasó a elaborarse bajo licencia en la cercana quesería St. Bernardus, ubicada en la pequeña villa de Watou, en la región occidental de Flanders.

Cuando en 1992 los monjes decidieron volver a producir cerveza para vender directamente al público en pequeñas cantidades, la ahora cervecería St. Bernardus continuó elaborando sus propias cervezas utilizando las mismas recetas de los monjes, razón por la cual son comparadas constantemente.

Producción de Westvleteren

La abadía de Westvleteren, como casi todas, no permite visitas, allí se va por la cerveza, una cerveza que es la única trapense belga donde los monjes aún se encargan de todo el proceso de elaboración, al que dedican 72 días al año.
 
Bodega de producción en Westvleteren

Bodega de almacenamiento en Westvleteren

Con el tiempo, sus cervezas fueron ganando fama particularmente debido al misticismo en torno a su elaboración y la dificultad de adquirir sus productos, consecuencia de su decisión de vender directamente al público y en pequeñas cantidades.

Su producción ha sido estable en las últimas décadas, unos 4.750 hL anuales sumadas sus tres variedades, esto a pesar del creciente interés por sus cervezas desde que la Westvleteren 12 fue nombrada por primera vez como la mejor cerveza del mundo por el sitio RateBeer en 2005.

El año 2012 y para poder financiar una muy necesaria restauración en la abadía, salió a la venta una edición especial en cajas de 6 cervezas Westvleteren 12 (renombrada Westvleteren XII para la ocasión) y dos vasos conmemorativos a supermercados de varios países que llegaron a alcanzar los €100.
 

Cómo comprar Westvleteren

Hay pocas formas “legales” de comprar las cervezas y los propios monjes cada vez que rompen su sacro silencio ruegan el no adquirirlas de otra manera.
 
Proceso de compra en Westvleteren

Proceso de compra en Westvleteren

Se pueden comprar hasta dos caja de 24 cervezas a la propia abadía, en el café contiguo llamado en “In de Vrede” (“En Paz”) y en algunos otros bares y comercios de los alrededores, siempre con la indicación de no vender más de una botella por persona.

Comprar cerveza directamente en la abadía no es una tarea sencilla, se debe seguir un riguroso proceso de solicitud que comienza con una llamada al número de teléfono belga +32 70210045.

El número sólo está activo durante un cierto número de horas cada semana y cuando lo está, es sólo para solicitar hasta un máximo de dos cajas de 24 cervezas de una de las tres variedades.

Con cada reserva se tiene que registrar un número de teléfono y la matrícula del vehículo al cual se entregará la reserva, asignándoles una estricta fecha y hora de retiro. El pago sólo se puede realizar mediante tarjeta de crédito.
 

Las cervezas de Westvleteren

Como curiosidad ninguna de las cervezas Westvleteren lleva etiqueta y toda la información necesaria está impresa en la tapa, que sólo se diferencian por el color.

A continuación una pequeña reseña de las cervezas que actualmente elaboran:

Westvleteren Blond

Una Belgian Pale Ale de 5.8% de alcohol y que se distingue por su tapa verde. Se encuentra disponible desde 1999 y es la cerveza base para el consumo de los monjes de la abadía.

Es la más ligera de las cervezas de la familia, rubia, frutal y algo amarga.

Westvleteren 8

También conocida como “Westvleteren Extra”, se trata de una Belgian Dubbel de 8% de alcohol que se distingue por su tapa azul. Para muchos tan buena o incluso mejor que su famosa hermana mayor.

De color marrón, destacan sus notas suaves a frutas negras, malta tostada, toffe y caramelo con un marcado final.

Westvleteren 12

También conocida como “Westvleteren Abt.” Se trata de una Belgian Quadrupel de 10,2% de alcohol que se distingue por su tapa amarilla. Casi un mito cervecero moderno, desde hace algunos años se considera en muchos rankings y publicaciones la mejor cerveza del mundo.

De color marrón oscuro, sabores equilibrados y complejos, a frutas, pasas, caramelo, alcohol y especias, con un final seco y amargo, y un retrogusto que se extiende largamente.

 


Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *