Cuando piensas en las bebidas que te ayudan a llegar al final del día. ¿Qué te viene a la mente? Seguramente en dos cosas casi de inmediato: café y cerveza.

Cerveza y café
Cerveza y café

Café para ayudarte a arrancar por la mañana y cerveza para ayudar a relajarte por la noche, bebidas que no solo son deliciosas necesidades para lograr funcionar como un humano normal; también son increíblemente similares en algunos aspectos.

Ambas involucran a artesanos apasionados y habilidosos. Ambas involucran un cuidadoso tueste y preparación para lograr el sabor óptimo en el producto final, ya sea café de especialidad o cerveza artesanal. Y ambas tienen una entusiasta comunidad a través de todo el mundo.

¿Es posible mezclarlos? Café y cerveza, granos de café y granos de cebada, baristas y maestros cerveceros… puede parecer que siempre han estado separados, pero ya no.

La importancia de la preparación del café

Si te sientes intimidado por la idea de preparar cerveza de café, no te preocupe, es lo mismo que preparar cerveza normal. Sí puedes dominar una cosa, definitivamente puedes hacer la otra.

El proceso sigue los pasos normales de maltear y tostar, triturar, hervir y embotellar. Es más, el café es simplemente un saborizante. Así que ¿Cómo se introduce el café?

Cold Brew Coffee
Cold Brew Coffee

La mayoría de los cerveceros introducen el café a la cerveza a través de un proceso de extracción fría.

La extracción fría involucra dejar reposar los granos molidos en agua fría, normalmente por 24-48 horas.

DESTACADO:  Café o cerveza ¿Cuál es mejor para tu creatividad?

Esto luego se pasa a través de un filtro para extraer todo el café molido. El resultado es un café líquido concentrado, a menudo llamado «cold brew», el cual se añade a la cerveza justo antes del proceso de embotellar.

Pero ¿Por qué los cerveceros normalmente eligen el café cold brew en vez de café caliente o espresso? Esto tiene dos razones:

1. Acidez

El café extraído usando agua caliente tiene un mayor nivel de acidez, el cual no va bien con la cerveza.

2. Aceites

Sí hay aceites en la cerveza, afectará su habilidad de mantener una gloriosa espuma. La extracción en frío, sin embargo, limita la cantidad de aceites que terminan en el concentrado de café.

También por esto, se deberían evitar los tuestes más oscuros, ya que a menudo contienen más aceites.

Hay una última cosa que debes tomar en consideración. Durante el hervor, se agrega lúpulo a la mezcla, que añade amargor. Cerveza amarga, café amargo…  ves el problema, ¿verdad?

El truco está en encontrar el balance correcto entre el amargor del café y del lúpulo. Dependiendo del perfil de tueste del café que uses—claro, medio, u oscuro—muchos cerveceros usarán menos lúpulo para controlar la amargura y permitir que el café contribuya al perfil de sabor.

Variedades de cerveza con café

No todas las cervezas de café son iguales. Las cervezas oscuras como los Stout, Porter y cervezas de estilo inglés son los tipos más comunes.

Los sabores oscuros y robustos de estas cervezas las hacen compatibles con la mayoría de cafés, pero aún con esta selección hay bastante variedad.

Cerveza con café
Cerveza con café

La Black River Coffee Stout por Boston Breweries es una cerveza un poco más clara que la mayoría de las Stout. Tiene aromas cítricos y de café, con notas de malta en la lengua. ¿Suena bien? Lo es.

Russ Meyer de Boston Breweries dice que nunca había pensado en mezclar las dos cosas hasta que conoció a un barista con la misma pasión por el café que él sentía por la cerveza.

Schlafly Beer va un paso más allá, al mezclar café y cerveza con frutas en su Raspberry Coffee Stout.

Se agrega puré de frambuesas durante la fermentación y el café se agrega usando un método de extracción fría.

Esta cerveza tienen un IBU de 40. Esto indica un nivel de amargor relativamente alto, en comparación con una cerveza más liviana, que en promedio tendría una unidad de amargor de entre 8 y 20 IBU.

La cerveza de café a menudo es más amarga que la cerveza promedio, ya que las cervezas oscuras en las que se basan típicamente tienen una unidad de amargor entre 20 y 60 IBU.

Pero el amargor de estas cervezas de café tiene también sus ventajas, ya que se combinan bien con muchos postres, ya que se balancea la dulzura del postre con la amargura de la cerveza.

El futuro de las cervezas de café

Hay muchas cervecerías en todo el mundo experimentando a diario con las cervezas de café, haciendo que parezca inevitable que esta bebida pronto llegue a jugar un papel importante en el mercado de las cervezas.

A medida que se vuelve más popular ¿Podría cambiar la forma en que vemos la cerveza?

Todos sabemos que el café y el desayuno van de la mano. Por lo tanto tendríamos que preguntarnos si nos daría la cerveza de café una excusa para tomar cerveza con el desayuno cada mañana. Sí así es, pues ¡que viva la cerveza de café!

Cold Brew Coffee Maker

Recomendamos