Si eres de a quienes les encanta un happy hour o consumir un par de cervezas en casa todos los días, entonces debes comenzar a considerar como el consumo de alcohol afecta la calidad de tu piel.

Consumo de alcohol y sus efectos en la piel
Consumo de alcohol y sus efectos en la piel

Porque si bien, el cuidado de la piel y el rostro está muy extendido entre mujeres y hombres, lo que pocos reparan es cómo el consumo de alcohol puede anular todos los cuidados que podemos tomar para tener una piel saludable.

Consumir alcohol en su mayor parte sólo nos aportan azúcares y calorías, lo que como consecuencia puede hacer que subamos de peso.

Además, genera un efecto diurético, ya que hace que el cuerpo pierda una gran cantidad de agua, lo que se traduce, entre otras cosas, en una piel deshidratada y sin brillo.

¿Cómo afecta a la piel el consumo de alcohol?

El efecto de orinar en exceso tras consumir bebidas alcoholicas se genera porque estas inhiben la hormona antidiurética, lo que hace que se incremente la producción de orina, eliminando más líquido del ingerido.

De hecho, los efectos de un consumo excesivo de bebidas alcohólicas son visibles en la piel en tan solo 24 horas, dando como resultado una piel apagada que se ve y se siente seca.

DESTACADO:  7 consejos para priorizar tu estado emocional en el Día Mundial de la Salud Mental

Además, para quienes padecen de rosácea, el día de resaca puede incluir un rebrote de la afección, más rojeces, picazón y hasta la aparición de granitos.

Deshidratación e inflamación

Pero independiente de si padeces de rosácea o no, el consumo reiterado de alcohol puede generar inflamación en la piel, lo que se traduce en rojeces, manchas y en un aceleramiento del envejecimiento de la piel.

Como el alcohol nos reseca la piel, también se van haciendo más visibles las líneas de expresión en el rostro.

¿Todos los tragos generan el mismo nivel de daño a nuestra piel?

La respuesta es no, pero la ecuación es bastante simple: mientras más grados alcohólicos tenga la bebida, mayor será el daño.

Bajo este contexto, si no queremos eliminar por completo el alcohol de nuestra rutina, una buena idea es preferir los licores claros, ya que al menos, son menos procesados, por ende, afectan un poco menos a la salud de nuestra piel.

Tips para revertir los efectos del alcohol en nuestra piel

Si notas que el consumo de alcohol está afectando a tu piel, no todo está perdido, ya que hay formas para revertir el daño, para ello, la especialista entrega las siguientes recomendaciones:

1. Hidratarse consumiendo agua

Si vas a consumir alcohol, debes preocuparte de tomar suficiente agua, para controlar la deshidratación y también para evitar el sobre consumo de bebidas alcohólicas.

Para ello, debes hidratarte, antes, durante y después de beber alcohol. Esto ayudará a que tu cuerpo pueda eliminar de manera más rápida las toxinas generadas, reponiendo las células de la piel de forma más eficaz y veloz.

2. Seguir rutina de limpieza e hidratación

Este consejo es váñido para todo el mundo, consumas o no alcohol, ya que es imprescindible adoptar una rutina diaria de skincare que en resumen consta de los siguientes pasos:

  1. Limpiar la cara con un jabón apto para tu piel.
  2. Tonificar, aplicar sérum, contorno de ojos y crema hidratante.
  3. Sellar todo con un bloqueador solar FS50.

3. Agregar terapia endovenosa de vitamina C

Son megadosis de distintos nutrientes que van directamente a la vena. Entre este tipo de terapias la más popular y cotizada es la de vitamina C, ya que entre sus beneficios impacta positivamente a nuestra piel ayudando a la producción de colágeno, con efectos antioxidantes.

Además, aporta energía, mejorando la salud de encías, dientes y huesos, entre otros beneficios.

4. Terapia endovenosa antiage

Se trata de otra de las terapias endovenosas estrella en la actualidad que consiste en la inyección de un cóctel de vitaminas que entrega luminosidad y turgencia a tu rostro.

5. Realizar limpiezas faciales profesionales

Este tipo de tratamientos para nuestra piel son vitales para complementar lo que hacemos a diario, ya que generan una limpieza mucho más profunda, eliminando a fondo impurezas que obstruyen los poros y entregándole a nuestro rostro un boost de hidratación y suavidad, por lo que deberíamos considerarlos al menos una vez al mes.

Recomendamos