Utilizar cerveza para cocinar alimentos es una costumbre antigua que se remonta a los inicios de la tradición culinaria de nuestra región, siendo no solo una opción excelente para brindarle un sabor potente y delicioso a nuestros platillos, sino incluso una manera sencilla de eliminar componentes nocivos para nuestra salud.

Cocinar con cerveza
Cocinar con cerveza

Con el paso de los años, la cerveza ha pasado de ser simplemente un líquido para marinar nuestros alimentos, a un verdadero elemento central de las tendencias gastronómicas modernas.

Es por eso que hoy te vamos a explicar por qué potenciar tus comidas con esta bebida, cómo utilizarla adecuadamente y cuáles son las mejores recetas que puedes preparar.

¿Por qué cocinar con cerveza?

Si bien el agua o el caldo (de carnes o verduras) sirven para hidratar nuestras comidas, creando una base líquida para los ingredientes que van a añadirse más adelante, la cerveza también brinda una profundidad que no se encontraría prácticamente con ningún otro líquido, penetrando en carnes y vegetales para brindar mejor textura y potenciar el sabor.

Dependiendo de la cerveza que utilicemos, esta brindará un sabor a fruto seco y a fermento que solo puede obtenerse a través de la levadura.

Similar a lo que ocurre con la masa para pan o pizza, todos los alimentos que se mezclen con cerveza durante el proceso de preparación obtendrán un sabor complejo y ligero.

Gracias a la amplia variedad de cervezas disponibles en el mercado, desde las industrializadas hasta las artesanales, es posible utilizarlas para carnes, salsas, sopas, frituras, vegetales e incluso postres.

DESTACADO:  Las 5 mejores cervezas del mundo

¿Cómo utilizarla?

Si quieres comenzar a cocinar con cerveza, te recomendamos saber lo siguiente para que comprendas realmente cómo utilizarla:

  • Debes elegir la que más te guste, ya que está impregnará todas tus preparaciones. Puede ser una cerveza tipo ale, lager o sour, siempre adaptándose a tus gustos.
  • Al mezclar cerveza con harina de trigo puedes crear un tempura ligero y lleno de sabor para apanar tus frituras. El mismo principio aplica al utilizar cerveza en postres.
  • Al cocinar con cerveza, al igual que con cualquier otra bebida alcohólica, el porcentaje debe mantenerse cerca del 1%, ya que si no el sabor de la bebida será demasiado abrumador.
  • El alcohol no siempre debe evaporarse por completo al cocinar, ya que este pierde parte de su «fuerza» al cocinarse. Mientras más tiempo pase cocinándose, más se infusionará en tus preparaciones, así que debes determinar exactamente cuánto sabor deseas.
  • Al marinar carnes en cerveza desintegramos parte de los tejidos para dar una textura mucho más suave. Lo ideal es marinar nuestras carnes al menos 4 horas antes de cocinar.

Se trata de consejos básicos y sencillos, sin embargo, como todo ingrediente que utilices al cocinar, lo importante es que investigues a fondo cada preparación y que realices diferentes pruebas hasta dar con el uso que más te guste.

¿Qué platillos puedes preparar?

La cocina con cerveza está compuesta por cientos de recetas deliciosas que se adaptan a los gustos de cualquiera.

Para esta ocasión, vamos a enseñarte 3 usos distintos que puedes darle a la cerveza para preparar grandes platillos.

1. Base para guisos

El primer uso es como líquido base para tus guisos, con unas deliciosas pechugas de pollo a la cerveza con verduras.

Pollo a la cerveza
Pollo a la cerveza

En esta preparación, la cerveza se coloca una vez que las verduras y el pollo están sofritos, mezclando en partes iguales con agua hasta cubrir todos los elementos.

Luego de entre 20 y 25 minutos de cocción, gran parte del alcohol se habrá evaporado, y todo el sabor de la cerveza se habrá impregnado en los ingredientes, creando un platillo ligero y profundo.

2. Marinado para carne

El segundo uso es como marinado para la carne, eligiendo la proteína de tu preferencia y dejándola marinar por al menos una hora en una mezcla de cerveza, chiles, pimienta, mostaza, ajo, cebolla, cilantro y limón.

Carnes marinadas
Carnes marinadas con cerveza

En este tiempo, la cerveza habrá penetrado las fibras, potenciando su sabor y haciéndolas mucho más tiernas. Luego de esto puedes trocearla y colocarla en una plancha, llevarla al horno e incluso a la parrilla.

DESTACADO:  Las 9 variedades de lúpulo más influyentes de todos los tiempos

3. Postres

Finalmente, al utilizarla en postres como puede serlo una deliciosa torta de chocolate, mezclándola con mantequilla en un cazo hasta que ambos ingredientes estén bien mezclados y utilizándolos como el líquido para nuestra masa.

Torta con cerveza
Torta con cerveza

Gracias a la carbonatación, se crean muchas más burbujas de aire dentro de la estructura de gluten, creando tortas mucho más aireadas.

Una vez mezclada con el resto de los ingredientes secos, solo debemos llevarla al horno y esperar a que esté lista.

Recomendamos

Artículos Destacados