Winebeer, nuevo híbrido entre espumante y cerveza

Su creador dice que es la combinación perfecta de dos mundos: la elaboración de vino espumante y de cerveza artesanal, unidos en un proceso cuyo resultado es Winebeer, una inédita bebida alcohólica elaborada por Chilean Grape Group (CGG), el brazo vitivinícola del Grupo Yarur.
 
Botella Winebeer

Winebeer

“Es una cerveza hecha de vino. Es una buena forma de entenderlo”, explica entusiasmado el gerente general de CGG, Diego Swinburn. La creación del producto es resultado de un largo camino iniciado hace más de tres años en la planta que tiene la firma en la comuna de Isla de Maipo.
 

Ingredientes

Se basa en la combinación de distintas cepas de vinos blancos -Moscatel y Pedro Jiménez-, levadura, a lo que se les suman variedades de lúpulos, uno de los ingredientes básicos para la elaboración de cerveza. Pero el producto no tiene cebada (granos) por lo tanto es libre de gluten.

Así, dieron vida a una nueva categoría que actualmente está culminando su proceso de obtención de patente a nivel mundial.

“El trámite de la patente comenzó hace casi dos años en Inapi, y luego nos acogimos al acuerdo PCT, que reúne a alrededor de 150 países. Ahí se nos reconoció que el proceso cumple con las exigencias de novedad, inventabilidad y aplicabilidad industrial. Eso nos ratificó que este producto no se había hecho en ninguna parte del mundo”, destaca Swinburn.

Mercados internacionales

La participación en ferias de alimentos en Francia y Alemania fueron fundamentales para dar a conocer el producto en mercados internacionales. “Hemos enviado unas 600 cajas a Holanda y Canadá”, revela.

El ejecutivo asume que si bien es un número menor respecto a los envíos totales que realiza CGG -al año mueven unos 75 millones de litros entre jugos y vinos- es un primer paso para continuar con la expansión del producto a nivel mundial. “En el corto plazo queremos llegar a mercados como Hong Kong, Japón, los países bálticos y escandinavos. Además queremos entrar en Reino Unido, EE.UU. y Brasil”, dice.

En paralelo, el ejecutivo pretende que el producto también se haga conocido en Chile. “Nuestro primer estreno en sociedad fue en enero en la Expo Cachagua. La recepción fue espectacular”, reconoce.
 

Prioridades

Con todo, Swinburn dice que por ahora la prioridad está en concretar la llegada a los mercados mencionados, y después pensar en el volumen de venta.

¿Pero qué les permite llevar adelante este trabajo sin la presión de generar ganancias en el corto plazo? Para Swinburn es clave el soporte recibido por el Grupo Yarur, controladores de CGG, y de otras empresas como banco BCI. “El apoyo ha sido extraordinario”, asegura. ¿El más entusiasmado? “Luis Enrique (Yarur) lo conoce desde el inicio. Cuando era un prototipo se lo presentamos y lo encontró súper interesante”, asegura.

CGG tiene un portafolio de productos diversificado. Participan en los negocios de vinos embotellados con su marca 7Colores, jugos concentrados y vino a granel. Actualmente poseen una oficina comercial en Hong Kong para atender al mercado chino -su principal cliente- y facturan en torno a US$ 60 millones anuales.

 

www.economiaynegocios.cl



Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *