La cerveza con cannabis (cannabeer) en inglés, es una combinación cada vez más popular de dos mundos, la marihuana y el alcohol, principalmente debido a la estrecha relación taxonómica que existe entre las flores de cannabis y las flores de lúpulo.

Cerveza infusionada cannabis
Cerveza infusionada cannabis

Pero obtener resultados replicables y eficientes de una infusión de cannabis y alcohol en una cerveza terminada sigue siendo una técnica en pleno desarrollo.

Pueden existir múltiples razones para elaborar cerveza con terpenos y cannabinoides que van desde medicación, preferencias de consumo, innovación, la experiencia de probar algo nuevo o intentar comprender los límites en el uso de uno de los ingredientes en la cerveza con mayor desarrollo en el último tiempo.

Pero lo cierto es después que la marihuana haya sido considerada ilegal por décadas, la nueva ola de legalización y despenalización del consumo de cannabis con fines recreativos o medicinales en Estados Unidos, Canadá y Europa sólo ha hecho crecer el interés por elaborar cerveza con una de las «primas» más cercanas del lúpulo.

Estilos de cerveza para elaborar con marihuana

La mayoría de las variedades de cannabis posee un penetrante aroma y necesitarán de una cerveza que otorgue un fuerte sostén de características en aroma, cuerpo y nivel de alcohol que le permitan al cervecero equilibrar su contribución final.

Una Doble IPA por ejemplo puede ser una excelente opción para utilizar marihuana en el proceso de dry-hopping.

El cannabis es soluble a partir de un 8% de alcohol, por lo tanto, a mayor contenido de alcohol, mayor será la extracción de cannabinoides (THC y CBD principalmente).

Pero debido a que la marihuana recreativa de alta calidad es casi quince veces más cara que una cantidad equivalente de lúpulo, la eficiencia en la extracción es definitivamente uno de los puntos más importantes a considerar.

¿Cómo escoger la cepa de marihuana adecuada?

Tanto el lúpulo como el cannabis poseen terpenos que desarrollan aromas florales, cítricos, pinaceos y frutales, con una tendencia del cannabis a proporcionar un sabor mucho más herbal que la mayoría de los lúpulos, por lo que se debe evitar utilizar variedades que amplifiquen estas características.

Cannabis Sativa vs Cannabis Indica
Cannabis Sativa vs Cannabis Indica

Las variedades de cannabis con efectos estimulantes (sativas) suelen ser mejores en la cerveza que las que tienen efectos relajantes (indicas) y por ejemplo en dispensarios de semillas de marihuana como Seedstockers encontrarás muchas opciones de la mejor calidad.

DESTACADO:  La certificación "General Certificate in Brewing" del IBD llega a Latinoamérica

Algunas de las cepas con mejores resultados en la elaboración de cerveza son Bruce Banner (híbrida), Granddaddy Purple (indica), Lemon Cake (sativa), Northern Lights (indica) y Sour Kush (híbrida), aunque al igual que con el lúpulo, se trata de experimentar y ver qué funciona mejor para lo que se está tratando de lograr.

Descarboxilación de la marihuana

La descarboxilación es el proceso de exponer el cannabis al calor para activar el THC y sin aplicar este proceso, el cannabis no tendría ninguna propiedad psicoactiva.

Este proceso por lo general se produce al consumir flores de marihuana exponiéndolas a un calor directo, ya sea por combustión o vaporización.

Lavar los cogollos en primer lugar podría ayuda a deshacerse de cualquier bacteria que pudiera contaminar la cerveza, aunque algunas investigaciones sugieren que el cannabis contiene componentes antibacterianos similares a los del lúpulo.

Descarboxilación
Descarboxilación

Para este proceso necesitarás agua filtrada, destilada o tratada con ósmosis inversa, además de una cafetera prensa francesa o algo similar.

Luego, se deben colocar los cogollos en la cafetera prensa francesa y cubrirlos con agua durante 2-3 días, renovando el agua una vez al día hasta que salga transparente.

A continuación se deben blanquear los cogollos colocándolos en una bolsa de lúpulo, una gasa o un colador de té y sumergirlos en agua hirviendo durante 1 minuto.

Para terminar, se debe sumergir la bolsa de lúpulo en un baño de hielo durante 1 minuto más.

A continuación se deben dividir los cogollos en trozos pequeños y extenderlos uniformemente en una bandeja para horno cubierta con papel pergamino.

Las temperaturas y tiempos de descarboxilación en el horno establecerán la intensidad del THC.

Generalmente se recomienda utilizar rangos de temperatura que van desde 93 a 149°C (200 a 300°F) durante 45 a 90 minutos.

A temperaturas más bajas, el porcentaje de THC extraído será menor, pero conservará los terpenos responsables del aroma.

La regla general es que cuanto más alta la temperatura y menor el tiempo, los sabores a hierba se intensificarán, pero obtendrás un mayor porcentaje de THC extraído.

Proceso de Dry Hopping con cannabis

La selección de lúpulos es similar a la utilizada para elaborar una cerveza «sin» cannabis, aunque se deberían evitar variedades con características herbales como Crystal, Fuggle o Simcoe.

Los lúpulos con características frutales como el Citra son una excelente opción, así como las variedades Amarillo, Ekuanot y Motueka.

Flores de lúpulo
Flores de lúpulo

Se pueden utilizar por ejemplo entre 8 y 30 gramos (0,28 a 1,1 onzas) de cannabis para un batch de 5 galones (19 litros) con diferentes niveles de alcohol.

DESTACADO:  Conoce algunas de las mejores cervezas envejecidas en barrica

Utilizar 25 a 30 gramos de cannabis (0,88 a 1,1 onzas) mezclados con 28 gramos (1 onza) de lúpulo funcionan muy bien, es decir, aproximadamente una proporción 1:1 de cannabis a lúpulo.

Estas cantidades te permitirán beber cerveza sin quedarte atrapado en el sofá o correr desesperadamente por unos bocadillos.

El uso de dry hopping en dos etapas suavizará las características del cannabis. Para el primero, se puede utilizar solo lúpulo y para el segundo utilizar una combinación de cannabis y lúpulo (1:1).

Por ejemplo un programas típico consideraría un primer dry hop durante la fermentación activa y un segundo dry hop 3 a 4 días antes de envasar, un tiempo de contacto perfecto para permitir una extracción suficiente de THC.

Actualmente, comercializar este tipo de cervezas es ilegal en la mayoría de los países, por lo que los métodos descritos aquí sólo están enfocados a la elaboración casera, a través del ensayo y error, pero no cabe duda que evolucionarán exponencialmente durante la próxima década.

¿Es la marihuana artesanal la nueva cerveza artesanal?

Un componente fundamental del cannabis artesanal es que se cultiva localmente y a diferencia del cannabis «industrial» es cultivado a mano, con cada paso del proceso atendido directamente por personas, es decir, hay una relación directa entre el cultivador y las plantas.

Las flores de cannabis artesanales se cultivan con atención a los detalles, han pasado por un proceso de curado más largo y delicado y están mucho mejor recortadas.

En el futuro próximo, la legalización creará más demanda, lo que generará nuevos negocios en que las grandes empresas buscarán participar creando eventualmente una especie de «Walmart de la hierba».

Estas megaempresas inundarán el mercado con productos de calidad promedio, al igual que las cervecerías industriales hoy en día.

Afortunadamente, para los cultivadores artesanales, al igual que con los cerveceros artesanales, la abundancia de productos estandarizados al mismo tiempo creará una demanda de productos de calidad superior cultivados artesanalmente.

Un gran porcentaje de consumidores tanto de cerveza artesanal como de cannabis artesanal busca productos de alta calidad que hayan sido elaborados con precisión, cuidado y atención al detalle.

Brewing with Cannabis

Recomendamos