¿Qué demonios es una Flanders Red Ale?

Por Warren Wills

Podrías creer que nosotros en ACB entendemos todo lo que hay que saber sobre cerveza, pero todavía estamos aprendiendo, como cualquier otro.
 
¿Qué demonios es una Flanders Red?

Flanders Red Ale

Y es esta sed de conocimiento lo que nos impulsa a profundizar en las historias detrás de las cervezas que bebemos, protegiéndonos así de la vergüenza de no saber qué es exactamente lo que hemos decidido llevar a nuestras bocas.

Así que bienvenidos a lo último de nuestra serie en curso (redoble de tambores por favor…) “¿Qué demonios es un Flanders Red Ale?”
 

Introducción a las Flanders Red

Si ya estás familiarizado con las diversas sour ales de Bélgica, es posible que estés girando los ojos y pensando: “¿No son las Flanders Red, Brown y Oud Bruin la misma cosa?”. Sí y no es lo más cercano que podemos responder, por ahora basta con decir que es complicado.

A continuación explicaremos un poco más lo que es cada una de ellas, también lo que no son y vamos a dejar que tu decidas.

Hace poco más de un año, tomamos un estilo Oud Bruin o East Flanders, que en nuestra humilde estimación, en muchos aspectos puede ser distinta de la tradicional West Flanders, Flemish Red o Flanders Red Ale.

Lo que comparten en común es que son claramente diferentes del estilo Lambic, que proviene de la tradición del trigo (en lugar de la cebada) y que es fermentado completamente de forma espontanea.

Por el contrario, Brown y Red son de una época más erudita cuando los cerveceros pudieron controlar las bacterias que estaban añadiendo -en este caso Saccharomyces, Lactobacillus, Pediococcus y una dosis secundaria de Brettanomyces, una receta de cultivo mixto que se dice que se originó en Rodenbach.

Aquí es donde los detalles se vuelven difusos. Hemos leído que el término “Flanders Red” fue acuñado por Rodenbach como una herramienta de marketing, para distinguirse en las estanterías del estilo Oud Bruin.

Y aunque no tenemos el hábito de confiar en los foros de cerveceros caseros para este tipo de cosas, cuando las referencias provienen de primera mano, desde Bélgica y posiblemente del renombrado crítico Michael Jackson, podemos pausar esto por un momento.

La diferencia principal, basada en el método Rodenbach, es que las Flanders Red son añejadas en barriles o toneles por 8 a 18 meses (dependiendo de la marca), que el cóctel de bacterias se añade para una fermentación secundaria, para luego realizar una mezcla de toneles viejos y nuevos.

Oud Bruin, en la tradición Liefmans Goudenband es elaborada con las tres cepas bacterianas añadidas al mosto, con una fermentación abierta tipo Lambic, para luego ser traspasada a fermentadores de acero inoxidable, añejadas sin Brett o barrica. Pero nuevamente, muchos cerveceros envejecerán también sus Oud Bruin en foeders o barriles, así que… imagínate.

En lo que refiere al BJCP, Flanders Red es más “como un vino tinto” debido a su sabor generalmente frutal (cereza negra, ciruela, naranja, grosellas rojas, etc.), con un “aroma equilibrado a intenso”, envejecida en barrica, lo que provocará un acabado más tánico y generalmente más seco. Oud Bruin, por el contrario, es descrita como una “Brown Ale belga, maltosa, frutal, añejada y algo sour”.

Desde nuestra experiencia, sin duda podrás degustar la diferencia en una cata transversal, aunque de nuevo, estos estilos varían dependiendo de la cervecería, la barrica en la que fueron envejecidas y la mezcla de la cervecería, así que Reds podrían parecer Browns y viceversa, no te fíes sólo del color. No podrías estar equivocado con ninguna de ellas.
 

Flanders Red que deberías probar

Duchesse de Borgoña – Brouwerij Verhaeghe (Victhe, BE)

Si nunca has probado una cerveza sour y menos una Flanders Red, esta es una buena oportunidad de comenzar. No es demasiado ácida, sin duda dulce, con una acidez avinagrada que le es completamente propia. Una opción que sin duda se puede beber con mayor facilidad. 6% ABV

Alexander – Brouwerij Rodenbach (Roeselare, BE)

Solíamos pensar que la Rodenbach’s Grand Cru era una de las mejores Flanders Red, sino la mejor. Pero ahora que Alexander ha sido puesta a la venta por primera vez en 16 años el verano pasado, está claro que estábamos equivocados. La mezcla es dos tercios de foederbeer de dos años de edad y un tercio de ale joven “macerada con cerezas”. Definitivamente busca una lo antes posible. 5,6% ABV.

Oude Tart – Bruery Terreux (Placentia, CA)

Aunque es difícil decir exactamente qué cerveceros en Estados Unidos han dado realmente en el clavo con este estilo, es seguro decir que The Bruery elabora una de los mejores. Envejecida en barriles de vino tinto por hasta 18 meses, esta “Flemish-Style Red” también está disponible con adiciones de cerezas, moras y frambuesas. 7.5% ABV.

Nuestra mirada

Puedes decir lo que quieras acerca de la geografía de donde se concibe una cerveza o de los diferentes tonos que definen su nombre, el estilo Flanders Red es una cerveza sour belga que es distinguidamente única y que disfrutarán tanto los recién iniciados como los paladares más expertos.

Y mientras que los cerveceros aquí en EE.UU. continúan dándole un giro fenomenal a estos clásicos estilos sour, no olvides buscar los verdaderos orígenes, directo desde las orillas de Bélgica.

 

www.americancraftbeer.com



Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *