El magret de pato es la pechuga cruda de pato que ha sido cebado, criados para la producción de foie gras, esta es la gran diferencia entre el magret y pechuga convencional.

Magret de pato
Magret de pato

Por lo tanto, estamos hablando de una carne de ave muy singular con características de carne roja.

La cerveza y la carne siempre han formado una muy buena combinación. El denominado “maridaje de comidas con cervezas” toma al magret de pato como uno de sus productos estrella para disfrutar en una buena comida.

Magret de pato y cerveza

Así pues, existen multitud de recetas que ofrecen una excelente fusión entre magret de pato y cervezas.

En primer lugar, es necesario adquirir una buena pieza de este producto, una excelente alternativa es comprar el magret de pato de Malvasía que ofrece diferentes opciones, fresco, oreado y ahumado.

El sabor intenso del magret de pato hace muy fácil su combinación con diferentes tipos de cervezas. Por lo general, la cerveza forma parte de la salsa que acompaña al pato.

Se suele realizar una reducción de la cerveza para luego continuar con el proceso de la salsa. En este caso, el sabor fuerte en punto en boca del magret de pato se puede minimizar y acariciar con cervezas de cierto estilo en el sabor.

Cualidades del magret de pato

Una de las grandes cualidades del magret de pato es que se cocina con su propia grasa, de este modo se libera la cantidad de la misma y se cocina perfectamente con su sabor, siendo parte importante en la creación de una deliciosa salsa.

Por ejemplo, una cerveza Westmalle Dubbell proporcionará una composición rica y compleja, con toques afrutados y condimentados, con un final amargo y seco.

La combinación final produce una sensación única que se cierra de manera perfecta con cada bocado.

El magret de pato también se puede hornear, una opción que reduce la grasa y permite integrar un acompañamiento vegetal o afrutado, combinado con cerveza.

De este modo, las cervezas rubias ofrecen el toque exacto para disfrutar de un punto afrutado que eleva la calidad del cocinado de este plato.

Versatilidad al cocinar

Pero aquí no acaba todo, ya que el magret de pato es un producto enormemente versátil que permite desarrollar un amplio abanico de recetas.

Así pues, un buen risotto con magret de pato es una opción muy exquisita que podemos ofrecer a nuestros comensales.

Un buen magret de pato fileteado y hecho vuelta y vuelta es perfecto para añadir a un arroz delicioso y sabroso.

En estos casos, las cerveza negras, gracias a su fuerte sabor, crea un buen contrapunto al conjunto final del plato ¡Una verdadera delicia!

Como puedes observar, existen gran variedad de combinaciones de maridaje de cervezas con magret de pato.

No queda otra que realizar pruebas y conseguir llegar al punto de comunión entre el delicioso y exquisito sabor del magret de pato y la secundaria, pero  no menos importante,  mezcla de sabores que aporta una buena cerveza.

En cualquier caso, no te defraudará el resultado final.

Receta de pato al horno con cerveza

Ingredientes

  • 1 pato grande
  • 250 ml de cerveza negra
  • 200 ml de caldo de carne
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Limpiar muy bien el pato o solicitarlo limpio en el mercado, sazona con sal y pimienta a gusto por dentro y por fuera, atar con cordel de cocina, reservar en una fuente de horno y rociar con el aceite de oliva.
  2. Encender y pre-calentar el horno a 200°C (396°F) por al menos 10 minutos y cocinar el pato durante 60 minutos, girándola cada 10 o 15 minutos y rociarla cada vez con su propio jugo, a los 30 minutos añadir la cerveza negra.
  3. Retirar del horno, desglasar la fuente con el caldo de carne y colar, verter todo en un cazo antiadherente y calentar a fuego medio.
  4. Retirar el cordel de atar el pato, trinchar, separar las pechugas, los muslos y repartir a gusto bañando cada trozo con la salsa de cerveza.

¿Quieres aprender a cocinar con cerveza?

Recomendamos

5/5 (1 Review)